Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ernesto Caballero: "No vengo del teatro 'off' sino del teatro 'uff' y sé lo que se puede hacer con muy poco"

Pretende "consolidar un proyecto de teatro nacional" con fuerte presencia de la autoría española
No tomará posesión de su cargo hasta el próximo 1 de enero pero este viernes la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, ha anunciado que será Ernesto Caballero quien sustituya a Gerardo Vera al frente del Centro Dramático Nacional (CDN). El autor, actor, director y productor llega en épocas difíciles a esta institución pero su bagaje anterior le ha preparado para ello: "No vengo del teatro 'off' sino del teatro 'uff' y sé lo que se puede hacer con muy poco", ha ironizado tras hacerse público su nombramiento.
Caballero, que a partir de ahora dejará sus otras actividades (como la dirección de la compañía Teatro del Cruce o la Junta Directiva de la SGAE), tiene claro que su trabajo en el CDN es "recoger, difundir y alentar la creación escénica española contemporánea con especial énfasis en la escritura dramática".
"Se trata de consolidar un proyecto de teatro nacional como el que deseaban grandes de la escena de la talla de Margarita Xirgu, Max Aub o José Luis Alonso", ha destacado. "Desde nuestros clásicos al teatro actual, que es parte de mi trayectoria artística y estará muy presente", asegura.
PROYECTO NECESARIO
Ernesto Caballero ha elogiado la labor ya emprendida por directores anteriores del CDN para poner las bases del proyecto que ahora él pretende desarrollar, "un proyecto socialmente necesario, un espacio para el teatro español contemporáneo que aún está pendiente", argumenta.
Para el director, autor y actor, "vivimos una pujanza y esplendor de la escritura teatral en la que conviven cuatro generaciones, desde la realista a los novísimos. Ese patrimonio debe ser atendido", afirma añadiendo que en esa tarea pretende implicar también al mundo académico y universitario. "Quiero hacer una labor pedagógica con cada estreno", no duda en afirmar.
Consciente de la actual situación económica, Caballero señala que habrá que "optimizar los recursos" sin perder de vista que el CDN "no puede ser un espacio al margen de la realidad social" y que tiene incluso que convertirse en "abastecedor de propuestas artísticas".
Asimismo, apunta que no cree en los discursos estéticos cerrados y añade que la línea "la marcan los creadores y la excelencia".
TEATRO PUBLICO Y PRIVADO
Por otra parte, el recién nombrado director del CDN, indica que ha llegado el momento "de romper viejos recelos entre la actividad pública y privada para tender puentes de colaboración".
De cara a su trabajo futuro como responsable del CDN, Caballero pretende contar con un "consejo o grupo de expertos" que no sólo le ayuden a "rastrear los textos" sino que además "se responsabilicen del trabajo de investigación y lleven a cabo un seguimiento".
Junto a Valle-Inclán y Lorca, que serán dos pilares en la programación, Ernesto Caballero dará a conocer otras obras de referencia de autores como Luigi Pirandello o Eduardo De Filippo y textos de la generación realista.
Su proyecto 'Escritos en la escena' es una de las novedades que permitirá instaurar un modelo en el CDN que estimule la creación y la exhibición de textos dramáticos en el marco de la práctica teatral.
COPRODUCCIONES
Además, Caballero trabajará, dentro de las posibilidades, en la internacionalización que permita difundir nuestra cultura en el exterior a base de coproducciones así como en una mayor presencia del Centro en todo el país. "Un teatro nacional debe serlo de toda España", afirma.
Esta misma tarde, Ernesto Caballero estará en la reapertura del Teatro Juan de la Encina de Salamanca con la obra 'La colmena científica'. Y, en la primera semana de enero, tiene previsto el estreno 'En esta vida todo es verdad y todo mentira', un Calderón "casi desconocido", a cargo de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, para cuya dirección también presentó candidatura.