Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un cartel que retrata al Festival de San Sebastián como "punto de encuentro", imagen de la 64 edición

El ciclo 'The Act of Killing. Cine y violencia global' abordará el análisis de situaciones de violencia que se producen en todo el mundo
Un cartel que retrata al Festival de San Sebastián como "punto de encuentro", obra del diseñador donostiarra Jorge Elósegui, de Estudio Primo, es la imagen de la 64 edición del certamen cinematográfico donostiarra, que se celebrará entre el 16 y el 24 de septiembre.
También se han dado a conocer los carteles de las diferentes secciones y ciclos del festival, entre los que este año se encuentra 'The Act of Killing. Cine y violencia global', que brindará una selección de películas que ayuda al análisis de situaciones de violencia que se producen en todo el mundo.
El director del Festival de San Sebastián, José Luis Rebordinos, ha sido el encargado de dar a conocer los carteles de esta edición en la que el Zinemaldia, por primera vez, ha dirigido una invitación a diez estudios de prestigio para realizar el cartel de la Sección Oficial. El comité de dirección del Festival ha seleccionado la propuesta de Jorge Elósegui, de Estudio Primo.
Elósegui ha explicado que el cartel habla del Festival "como punto de encuentro tanto para profesionales de la industria como periodistas y espectadores". "Se trata de un cartel colorista y vivo pero elegante debido al cuidado uso de las tipografías" que posee "un alto componente manual". En los últimos años, Elósegui ha realizado los carteles de festivales de la ciudad como Surfilm o Dock of the Bay.
En este encuentro también se han mostrado las propuestas ganadoras del concurso de carteles convocado por el Festival para las secciones Nuev@s Director@s ('Vuela', de Marco Tóxico), Horizontes Latinos ('Una mirada a través', de Concepción Domingo Rangel), Perlas ('Campo Perlado', de Raxel Andara), Zabaltegi - Tabakalera ('Pájaro en el cielo', de Maite Rosende Gutierrez), Culinary Cinema ('Caleidoscopio', de Antonio Pontí Ibars) y Savage Cinema ('Ingravidez', de Carlos Mauricio). Abierto a diseñadores gráficos de todo el mundo, en esta cuarta edición 482 autores han presentado 1.692 propuestas.
Un jurado compuesto por el director gerente de Donostia Kultura, Jaime Otamendi, el director del programa cultural de San Sebastián 2016, Xabier Payá, las subdirectoras del Festival, Maialen Beloki y Lucía Olaciregui, y el director del Festival, José Luis Rebordinos, ha seleccionado cinco carteles concebidos en La Paz (Bolivia), Estella, Caracas (Venezuela), San Sebastián y Lleida, que se inspiran en motivos como el vértigo de las primeras veces, la relación entre técnica y pasión, la emoción de descubrir una joya, el vuelo libre de un pájaro o las películas de Esther Williams.
Los carteles de las retrospectivas clásica y temática han sido elaborados por el Festival de San Sebastián y Eurosíntesis. La imagen del ciclo 'The Act of Killing. Cine y violencia global', parte de una fotografía de la película 'Johnny Mad Dog', dirigida por Jean-Stéphane Sauvaire. Por su parte, el cartel de Jacques Becker pertenece al rodaje de 'Ali Baba et les quarante voleurs' (Ali Babá y los cuarenta ladrones).
Como el año pasado, ya está a la venta de forma anticipada un número limitado de entradas para las galas de inauguración y de clausura de la 64 edición. El 'Zinemaldi ticket' permite adquirir un máximo de dos pases por gala. Al realizar la compra a través de la página web del Festival, el usuario recibirá un resguardo que será canjeado por las entradas correspondientes en las taquillas del Zinemaldi Plaza a partir del 11 de septiembre.
AVANCE DE LA EDICIÓN
El director del Festival de San Sebastián, en declaraciones a los periodistas, ha explicado que "es un momento muy importante" para el certamen donostiarra porque la próxima semana irán a Cannes, festival que "determina un poco la selección del año de todos al ser el centro neurálgico del mundo del cine". "A partir de ahí, todos los festivales del otoño empezamos a cerrar cosas", ha señalado.
Rebordinos ha avanzado que el Comité de selección tiene ya tres películas en la Sección Oficial cerradas y hay una treintena de películas paralelas también seleccionadas. "A partir de finales de mayo y junio podremos empezar a dar anuncios de películas o nombres", ha afirmado.
En esa línea, ha detallado que el Festival cuenta este año con un presupuesto unos 100.000 euros mayor, aproximadamente, que el de 2015, que fue de unos 7,5 millones de euros. Según ha precisado, ese montante se dirige principalmente a las nuevas contrataciones y a que "por primera vez en muchos años se va a subir el sueldo al personal en un 1%". Asimismo, ha señalado que los patrocinios "van bien" y están dando "algo más de tranquilidad" porque se están cerrando antes.
El director del Zinemaldia ha avanzado que, probablemente, haya menos títulos de cine español que en la edición anterior pero ha destacado que ya hay una película en competición cerrada y "otro par que estamos a punto de cerrar". "En San Sebastián tiene que haber siempre una presencia importante de cine español en el conjunto del festival y también de cine vasco", ha subrayado.
En cuanto a los Premios Donostia, ha asegurado que no están "cerrados aún", algo que es "prácticamente imposible" hacerlo con "ninguna estrella" antes de finales de junio o julio "por tema de calendarios y rodajes". "Eso es lo que nos determina cada año", ha explicado, al tiempo que ha manifestado que es "mediadamente optimista por las operaciones que están en marcha".
"ACT OF KILLING"
"Nosotros siempre intentamos hacer el Festival más importante posible en función de nuestras posibilidades y siempre trabajamos igual", ha destacado Rebordinos, quien ha apuntado, respecto a la colaboración con DSS2016, se viene colaborando hace años en diferentes proyectos como los Encuentros de Estudiantes de Cines, el apartado Ikusmira Berriak o, especialmente, el ciclo de 'Act of killing' "que entra dentro de sus objetivos con el tema de la violencia o la convivencia".
En cuanto a este ciclo, ha detallado que "son películas muy duras porque hablar de la violencia en Euskadi, en Irlanda o en Palestina, o la violencia yihadista no son temas de gusto pero el Zinemaldi no puede dar la espalda a lo que está pasando en el mundo". "Creo que es un ciclo donde la mayoría son obras maestras que te llevan a la reflexión, y que aporten diferentes puntos de vista sobre los mismos conflictos", ha asegurado.
Finalmente, José Luis Rebordinos ha destacado que San Sebastián suele ser un festival "bastante político", al igual que otros porque "todas las películas reflejan lo que está pasando en el mundo". En ese sentido, ha apuntado que están viendo mucho cine con temática de violencia o de los problemas de los jóvenes en Europa. No obstante, aunque impulse la reflexión, ha apostado por que también haya comedia ya que el Festival "tiene que ser una fiesta del cine donde haya lugar para pasárselo bien, para el turismo, o para el negocio".