Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

J.K. Rowling y Ken Follet unen fuerzas contra la piratería literaria en la red

Los dos autores están molestos con la 'piratería literaria'. Foto: EFEtelecinco.es
Se calcula que cerca de 55 millones de personas visitan www.scribd.com en busca de lectura gratuita todos los meses en una página web en la que los contenidos se cuelgan sin permiso del autor y que vive de los ingresos publicitarios. Evidentemente, no paga royalties a los escritores cuyas obras están a disposición del gran público, tanto para leer online como para descargar e imprimir.
Scribd es una página construida en California por dos estudiantes de la prestigiosa Universidad de Hardvard, Trip Adler y Jared Friedman, dos veinteañeros que han convertido su proyecto en algo así como el 'Youtube de los libros'. Cerca de 55.000 libros y documentos de todo tipo se 'suben' a la página web en cuestión, que ha recibido una financiación adicional de 10 millones de dólares.
La idea de que sus obras sean accesibles al gran público de manera gratuita y con opción a descarga no ha gustado nada entre los escritores ingleses. Los agentes y editores de autores multiventas como J.K.Rowling -autora de la saga de Harry Potter- o Dan Brown, escritor de Los Pilares de la Tierra y Un mundo sin fin se han puesto en marcha para retirar sus obras de esta página web.
El agente literario Peter Cox ha explicado que los autores de la página "son piratas" a los que no se puede dar ningún tipo de cancha. "No podemos permitirnos los mismos errores que ha cometido la industria musical", señala Cox sobre un sitio web que utilizó el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para colgar documentos políticos saltándose el filtro de los medios.
Según portavoces de la página en cuestión, ésta cumple la ley y retirará todos aquellos libros cuyos autores lo soliciten -en cumplimiento de la ley estadounidense-. IM