Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jeremy Meeks, mal recibido en su casa de California

Jeremy Meeks ha vuelto a su casa en el norte de California y no ha sido bien recibido por su traicionada esposa, Melissa. Daily Mail revelaba hace unas horas las primeras imágenes del matrimonio tras su affaire con Chloe Green, heredera de Topshop, a bordo de un yate en las costas turcas.
El medio británico muestra al expresidiario en la casa de 317.000 dólares que comparte con su esposa y sus tres hijos en Manteca (California). Meeks aparece con un conjunto de camisa y pantalones azul marino trasladando varias bolsas de equipaje. Las fotografías muestran que el recibimiento fue de todo menos cálido, ya que su todavía mujer no le dejó entrar en la residencia y mantuvieron una acalorada discusión a la vista de los objetivos.
Las instantáneas de la traición aparecieron publicadas el pasado viernes. El joven de 33 años aparecía besando y acariciando a la heredera del imperio de Philip Green, una de las mayores fortunas de Inglaterra, mientras disfrutan de unos días de descanso en el Mediterráneo en un barco de lujo.
La hija del magnate de la venta online de ropa estuvo relacionada en el pasado con Cristiano Ronaldo. En marzo de 2016 saltaron las alarmas de una posible relación después de que el portugués le invitara a ver el partido de Champions entre su equipo y La Roma en un palco VIP del Santiago Bernabéu.