Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

José Manuel Ballester: "El artista tiene que demostrar que es útil en el nuevo marco social, si no, desaparecerá"

Denuncia que el Gobierno español "no existe" en el panorama artístico mundial
El fotógrafo José Manuel Ballester, Premio Nacional de Fotografía en 2010, ha advertido este miércoles que "el artista tiene que demostrar que es útil en el nuevo marco social", en el que el uso de las redes sociales se ha extendido como parte de la globalización, porque "si no, desaparecerá".
"Eso es lo que más me preocupa como artista", junto con la forma en que las nuevas generaciones contemplen el arte, ha asegurado Ballester, que ha criticado que en la actualidad vivimos "una crisis de valores y no conceptos" que, en su opinión, se suma a la crisis económica. "Hay que crear un nuevo modelo de compromisos que los ciudadanos e individuos tienen que asumir", ha defendido.
En una rueda de prensa celebrada en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) con motivo de la presentación de la exposición 'Lux' en el Faro de Cabo Mayor de Santander, Ballester ha afirmado que en el futuro "no se escribirá en ordenadores", sino que "estará en lo audiovisual".
En relación con la potenciación del arte español desde las administraciones públicas, critica que el Gobierno español "no existe" en el panorama artístico mundial. "No saben, y no es tan difícil, conectar con el circuito internacional del arte. En España hay patrimonio cultural de sobra. Sin grandes becas como en Francia, el nivel artístico no tiene nada que envidiar", ha reivindicado.
Del mismo modo, se ha mostrado crítico con el hecho de que los artistas internacionales vienen a España, pero nuestro país "no ofrece ninguno", como ocurre, ha asegurado, en el Museo Reina Sofía. "Se podrían hacer muchas cosas, pero no se han hecho", ha lamentado, al tiempo que ha calificado de "desastre" y "gran error" que se puedan eliminar o se eliminen las artes plásticas y la música del curriculum escolar en Primaria.
EXPOSICIÓN 'LUX' Y 'ESPACIOS OCULTOS'
Ballester, que ha afirmado que el arte "tiene la capacidad de reinterpretarse" cada vez que un espectador se pone delante de una obra --"si no hay espectador, el arte no existe", ha llegado a decir--, está en Santander para presentar su exposición 'Lux' en el Faro de Cabo Mayor.
Según ha explicado, en esta exposición no incluye ninguna fotografía nueva "porque no tenía recursos", y consiste en una visión retrospectiva de la importancia de la luz en su carrera profesional, de forma que ha traído a la capital cántabra un repertorio --en el que incluye fotografías de catedrales o de El Greco-- de distintos ejemplos del significado de la luz en los ámbitos religioso, laico y urbano.
De todas ellas, ha destacado la fotografía 'Reflejo', que hizo durante la remodelación del Rijksmuseum de Amsterdam (Holanda), porque es una obra "muy importante" en su carrera. "Es muy íntima y muy poética", ha apostillado.
Igualmente, ha incorporado a su proyecto 'Espacios ocultos' (2007) --recopilación de obras del repertorio clásico que han significado "algo especial" para él--, una serie de fotografías de las obras del pintor vanguardista holandés Piet Mondrian. En este sentido, ha explicado que ha digitalizado las obras de Mondrian, "muy rígidas", y ha "jugado con ellas".
"Este trabajo es una reflexión sobre cómo un artista puede ser prisionero de sus propias ideas. Quiero que tenga un uso pedagógico para que el público se aproxime al arte abstracto", ha afirmado.
Preguntado sobre el Centro Botín de Santander, ha opinado que "tiene muy buen aspecto" si acerca al público general el arte contemporáneo "de forma gratuita". "Bienvenido sea y más en los tiempos que corren", ha apuntado Ballester, quien ha explicado que ha hecho una serie de fotografías del centro, "sin ningún compromiso" con la Fundación Botín, y que podrá utilizar en futuros proyectos.