Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jóvenes promesas y bandas consolidadas se codean en la primera jornada del Primavera Sound

El festival Primavera Sound de Barcelona ha enfilado la tarde de este jueves, primera jornada de la cita, con una afluencia bastante masiva, y jóvenes promesas codeándose con bandas consolidadas, una variedad musical que ha ido de los melódicos Daughter al estruendo de Destroyer y culminando con las atmósferas shoegaze de Explosions In The Sky.
Con un recinto que se ha ido llenando poco a poco, el trío londinense Daughter ha llevado su folk doloroso y sutilmente electrónico de 'Not to disappear' al escenario Heineken, inmerso en la voz de Elena Tonra en primer plano.
Las melodías ensoñadoras de los británicos han impregnado los oídos de un público muy predispuesto que ha escuchado el recital de 'dream pop' con tranquilidad y aplausos en el escenario Heineken.
El experimento sonoro de Beak>, proyecto de uno de los componentes de los famosos Portishead, Goeff Barrow, ha congregado a una gran multitud de fans expectante ante la escenificaión de un sonido que para muchos escapa a cualquier clasificación.
La oscuridad, la rítmica matemática y los destellos sonoros a medio camino entre la melodía y el ruido no han decepcionado al fiel público que no ha abandonado el escenario Primavera ante la variedad de canciones que esta banda británica es capaz de desarrollar.
Los canadienses Destroyer han demostrado estar en buen estado de forma tras dos décadas de carrera y con su líder Dan Bejar a la cabeza que ha llenado el escenario Ray-Ban de talento y sonidos pop.
Compositor de hechuras clásicas pero con un universo propio cada vez más rico, el de Vancouver se estrenó en 1996 con 'We'll Build Them a Golden Bridge' y ha llegado a 2015 en plena forma con 'Poison Season', trabajo en el que reinterpreta a su manera el romanticismo de clásicos de los setenta como David Bowie.
'FRENCH TOUCH'
El 'french touch' de Air ha protagonizado en el escenario H&M uno de los momentos más esperados de la noche y su intervención no ha defraudado, con un repertorio en el que no han faltado clásicos como 'Playground love', incluida en la banda sonora de 'Las vírgenes suicidas'.
La banda francesa ha comenzado su directo con la sutileza y la elegancia de la que siempre han hecho gala y, una vez más, han potenciado al máximo los ambientes espaciales y las melodías dulces, sin prescindir de intensidad y fuerza, ante la sorpresa de muchos asistentes.
Con tres lustros de carrera a sus espaldas y una capacidad sobrenatural para transformar el post-rock en complejas enredaderas sónicas, Explosions in the Sky han conquistado al público con sus atmósferas shoegaze y sus guitarras ardientes.
Los de Austin han repasado parte de su último disco 'The Wilderness' (2016) en un concierto que ha empezado con el single 'Wilderness', y ha sobresalido la aplaudida 'Your hand in mine' y 'Catastrophe and the cure' en uno de los grandes conciertos de la velada de este jueves tras su show de 2011 en el mismo festival en que también hicieron levitar a muchos.
UNA NOCHE GRANDE
La tarde dará paso esta noche a los psicodélicos Tame Impala y al cinematográfico John Carpenter con su reinterpretación de las bandas sonoras de sus cintas más celebradas como 'La niebla' y 'The thing'.
Rematará la jornada el regreso del cabeza de cartel LCD Soundsystem --tras actuar esta semana en la Barts-- con su mezcla disco, funk y house que gobernó las pistas de baile en las salas de conciertos durante gran parte de la década pasada.