Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Julio Iglesias triunfa con su concierto

Julio Iglesias triunfó con su concierto íntimo para abrir su gira veraniega. El cantante desplegó toda su energía la noche del pasado martes en el primero de los dos conciertos que ofrecerá en España este verano.
El espectáculo de baladas, tangos y boleros congregó a 1.200 personas en un enclave como Los Jardines de Abril de Sant Joan d'Alacant, una construcción del siglo XIX rodeada de una exhuberante vegetación.
Con un aforo para 1.200 personas, los asistentes pudieron disfrutar en la más absoluta intimidad de clásicos como 'La gota fría', 'Amor, amor, amor', 'La vida sigue igual', 'Mammy blue' o 'Me olvidé de vivir'.
Precisamente durante la interpretación de esta última, Iglesias demostró sus tablas y seriedad sobre un escenario al interrumpir la canción y pedir a un espectador que dejara de molestar a quienes se encontraban a su alrededor.
A pesar de este pequeño incidente sin importancia, el público se mostró muy respetuoso y ensimismado con la música de un Julio Iglesias que se permitió bromear con los "muchos hijos" que tiene -en referencia a las continuas bromas surgidas en la red al respecto-.
Las palmas, los bailes y los aplausos fueron los otros protagonistas de la noche. Entre canción y canción, el artista madrileño dejó caer "esta va a ser la última vez" que actúe en la provincia de Alicante.
Julio Iglesias estuvo acompañado en el escenario por cinco músicos, cuatro coristas e, incluso, una pareja de bailarines a los cuales no dudó en besar tras su primera actuación.
El concierto contó con la presencia de personajes públicos como el torero José María Manzanares o el tenista Rafael Nadal, para quien Iglesias tuvo palabras de cariño en varias ocasiones.
"Quería decirte lo que te quiero y lo mucho que te queremos todos los españoles", le dedicó. En otro momento durante el concierto destacó "la esperanza, el cariño, la angustia y la fuerza" de Rafa Nadal, "el deportista más grande de la historia de nuestro país".
Tras el concierto Julio Iglesias disfrutó de una cena en un exclusivo restaurante de la zona. Junto a él estuvieron José María Manzanares y su mujer, Rocío Escalona. El torero, que luce una muñequera en la mano izquierda debido a una lesión que arrastra desde hace tiempo, y su esposa, posaron cariñosos para los fotógrafos.
Ya a la salida Julio Iglesias se encontró con un gran número de fans a los que atendió amablemente.