Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kanye West se lía a golpes por defender a Kim Kardashian de comentarios racistas

Kim Kardashian y Kanye WestKim Kardashian

De nuevo el rapero Kayne West podría verse envuelto en problemas con la justicia. Aunque para dejar a sus fans más tranquilos, en esta ocasión no ha sido por agredir a un fotógrafo y robarle su cámara en un momento de enfado como ocurrió la última vez, sino por defender a su mujer de comentarios racistas.

El cantante ya ha comentado en muchas ocasiones, que a pesar de estar en el siglo XXI, aún hay muchas víctimas del racismo, incluso entre las celebrities multimillonarias, como le ha pasado a él.
Todo comenzó cuando su esposa, Kim Kardashian asistía a la consulta de su quiropráctico, en Beverly Hills, junto a toda la prensa que no dejaba de perseguirla. Al ver el agobio que ésta estaba sintiendo, un adolescente de 18 años, que se encontraba en la sala de espera, quiso ayudarla y empezó a insultar a los hombres de las cámaras.
Kim, al ver los modales del joven, le pidió que controlara su lenguaje y que pasara del asunto. Cosa que pareció no gustarle mucho al chico, ya que su siguiente reacción fue empezar a insultar de forma violenta a la celebrity, llamándola, entre otras cosas, amante de los negros.
Y del mismo modo, sin rodeos, Kim telefoneó a su pareja, que se presentó inmediatamente en el lugar y se lió a golpes con el adolescente. Según West, lo hizo por defender a su novia, y sobre todo, por defender su honor. Un gesto, para muchos honorable, aunque podría costarle un disgusto y una más que se suma a sus problemas policiales.