Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lamar Odom abandona el hospital

Han sido sin duda los peores meses para una de las componentes del clan televisivo más famoso de Estados Unidos, los Kardashian. Se trata de Khloé Kardashian, que ha estado viviendo en vilo como su expareja, el jugador de la NBA Lamar Odom, permanecía durante unos tres meses ingresado en el hospital de Los Ángeles, el Cedars-Sinai, tras haber sido encontrado inconsciente en un prostíbulo de Las Vegas.
Tal fue el cóctel casi mortal de drogas que había ingerido el dos veces ganador de la NBA, junto a Pau Gasol y Kobe Bryant. Lo que parecía haber sido una juerga descomunal se tornaba en una auténtica pesadilla no solo para la familia de Odom sino también para los Kardashians, pues Khloé -a pesar de haber roto con el que es su exmarido- no dudó ni un minuto en estar a su lado.
Mucho se especuló sobre si la pareja volvería a estar junta, algo que finalmente la propia Khloé tenía que negar. Lo que no negó fue su enfrentamiento con su madre, Kris Jenner, dejando incluso el reality que comparte con su familia para estar al lado del que fuera el amor de su vida, pues hay que recordar que la celeb ha corrido con los gastos de manutención y cuidado del jugador de baloncesto.
Los meses han pasado y tras un diagnóstico que se tornaba negro, ha ido poco a poco iluminándose y Lamar se recuperaba poco a poco hasta al fin, salir del hospital donde ha pasado las Navidades con sus hijos, Lamar Odom Jr. y Destiny.
Ahora, solo queda la recuperación total de un milagro como podríamos bautizarlo en un centro de rehabilitación de Malibú, todo por orden estricta de Khloé para que finalmente recupere parte del esplendor con el que Odom enamoró en la cancha de baloncesto.