Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Macaco afirma que sus canciones son "cabañas para estar a gusto"

Dani Carbonell, líder del grupo catalán Macaco, se define como un "marinero aventurero" que construye canciones como "cabañas para estar a gusto". Este pionero de la "fusión sin confusión" atraca ahora en "Puerto Presente", un nuevo disco en el se han refugiado voces como la del actor Javier Bardem.
"Puerto Presente" saldrá a la luz el próxima martes, tres años después de que Dani "Macaco" Carbonell publicara "Ingravitto", un álbum en el que afianzó su peculiar fusión de rumba catalana, reggae, hip hop, música electrónica y ritmos africanos y con él paseó por todo el mundo haciendo bailar "Con la mano levantá", uno de sus éxitos.
Las quince canciones que componen su nuevo álbum, editado con papel reciclable y con tinta biodegradable como muestra de su respeto por el Medio Ambiente, son "un paso más", en el que confirma que lo suyo son la sencillez de canciones con estribillo y estrofa -"los virtuosismos son para maestros como Paco de Lucía", dice- y que "salen del corazón", explica en una entrevista con EFE.
"Hay gente que me dice que ya no hablo de la marihuana en las canciones, pero es que hace cinco año que no fumo. Yo no puedo engañarme a mí mismo en las canciones, porque las hago para mí", explica este cantante, hijo de un pianista de jazz y de la cantante que dobló al español las canciones que Julie Andrews cantaba en la película "Mary Poppins".
Sus nuevas canciones, como las anteriores, han surgido en sus viajes durante las giras. "Siempre voy con mi guitarra y mi cassett", dice el que fuera la primera voz de Ojos de Brujo, mientras explica que cuando llegó a su estudio los temas "ya estaban bastante hechos".
Por eso no han surgido colaboraciones como las que marcaron su anterior disco, que contó con las voces de LaMari de Chambao, de Muchachito Bombo Infierno o del rapero italiano Caparezza.
Ahora, en su quinto álbum, lo que hay son muchos "scratcheos", aunque utilizando como base vinilos vírgenes en los que ha grabado narraciones con las voces de los actores Javier Bardem y Alberto San Juan y del periodista Jon Sistiaga, los jaleos de la actriz Kika Miró o extractos de películas antiguas, adornando canciones como "Puerto Presente" o "Agüita", donde también cuenta con la colaboración de Peret metiendo el "ventilador", un toque de guitarra que define la rumba.
Si en "Moving" canta en inglés, a medio camino entre dos de sus máximos referentes, Bob Marley y Gato Pérez, e invitando a la gente a moverse por un sueño, en "Puerto Presente" reivindica "lo sencillo y lo pequeño" poniendo a Bardem a recitar frases como "la vida no es pasado ni futuro, la vida es sólo presente" o "la vida es eso que pasa mientras haces otros planes".
Y es que este músico cree que los humanos somos "como el agua", que nos afecta "la vibra de lo que nos rodea" y que por eso "la música cura, da vida y alegría". Es "vitamina pal vivir" y manda las "penitas al congelador", como dice en sus canciones.
"A mí me han parado por la calle y me han contado casos increíbles. Como el de una chica que, tras el trauma de ver morir a alguien, se quedó sin habla. Sus padres le ponían mucho mi disco y empezó a ponerse contenta y a hablar. A mí me ha pasado con otras músicas", cuenta.
En "Puerto Presente" también hay canciones de amor. Son "romances marineros" que, asegura, canta "desde la pura verdad". "Las canciones de amor salen de un tirón, con ellas el boli va solo", explica este músico que ha contado también en este trabajo, masterizado en los estudios neoyorquinos Sterling Sound de Nueva York, con la producción de Jules Bikoko y Roger "Ferrero" Rodes.
En su portada Dani "Macaco" aparece junto al Faro del Fin del Mundo en el Cabo de Creus de Cadaqués enarbolando una bandera, la de una música que a partir de mayo recorrerá casi todos los festivales musicales nacionales, para después emprender una gira internacional.