Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manolo Blahnik, homenajeado por su trayectoria y aportación a la moda

"Será un honor". Con estas palabras, el diseñador Manolo Blahnik ha respondido a la proposición del conseller d'empresa i coneixement, Jordi Baiget, de ser embajador de la moda y de la cultura catalana en el mundo. Así ha finalizado el homenaje rendido este mediodía en la Llotja de Mar, al prestigioso diseñador de zapatos.
El conseller d'Empresa i Coneixement, Jordi Baiget, ha entregado a Blahnik una "chimenea" de Gaudí como homenaje de la Generalitat de Cataluña a su trayectoria y a su aportación en el mundo de la moda. Baiget ha querido agradecer su presencia en el 080 y ha entregado en
nombre del Gobierno de la Generalitat un reconocimiento a su carrera, caracterizada por "valores como el talento, la creatividad y el gusto por el trabajo bien hecho, que son también los que impulsan el sector de la moda en Cataluña".
Ante un auditorio de más de 300 personas, entre profesionales de la moda, fashionistas y alumnos de escuelas de moda y diseño, el diseñador canario ha presentado su libro MANOLO BLAHNIK: "Fleeting Gestures and Obsessions", donde ha reflexionado sobre su vida, sobre su profesión y sobre la moda, acompañado del periodista y amigo, Carlos García-Calvo.
En la presentación, Blahnik se ha declarado "ciudadano del mundo", a pesar de que ha reconocido su pasión por Barcelona "como ciudad mediterránea". "Las ciudades del Mediterráneo, como Barcelona, Palermo o Sicilia, me encantan" ha asegurado. Sobre sus influencias, el diseñador ha confesado que el cine es su pasión y que su primera vocación fue diseñar para el cine y para el teatro, pero "son unos mundos muy histéricos, y no se pueden hacer cosas con calma en un mundo tan nervioso", por eso reorientó su vocación hacia el diseño de zapatos.