Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mari Pau Domínguez rescata "la corte delirante" de Felipe V en 'La corona maldita'

La periodista Mari Pau Domínguez recupera en su novela 'La corona maldita' (Grijalbo) el reinado de Felipe V, primer borbón en España, "un hombre que no quería reinar" y cuyo mandato tuvo como resultado en muchos momentos "una corte delirante".
Felipe V es un personaje "apasionante" pero se opuso "con todas sus fuerzas" al destino que le estaba marcado: suceder a la casa de los Austrias al frente de España. De hecho, la novela arranca con una reflexión del monarca, quien se cuestiona si su "dinastía extranjera" llegará a perpetuarse en el país vecino.
"Quiso luchar contra destino, con varios intentos incluso de abdicación --todos ellos abortados por su segunda esposa, Isabel de Farnesio--. Era un enfermo mental con recaídas y sin embargo su reinado fue uno de los más largos en la Historia de España y en la balanza pesa más lo positivo", ha indicado Domínguez.
De hecho, la escritora considera que "la concepción moderna del Estado" empezó con Felipe, quien "supo rodearse de muy buenos colaboradores". "Es cierto que es un Rey que no tiene un gran papel en la Historia y hay que recordar que revolucionó el Ejército, fomentó la creación de las Reales Academias...", ha lamentado.
'La corona maldita' indaga en ese "aspecto personal" del monarca más allá de las crónicas oficiales y, en un segundo plano pero igual de importante, resalta la figura de Isabel de Farnesio, "un pilar fundamental" para el Rey que supo "gobernar a su esposo en la cama".
UN OBSESO SEXUAL
"Felipe V era un obseso sexual verdaderamente patológico, algunos médicos decían que este rasgo enfermizo incluso había acelerado la muerte de su primera esposa. Isabel al principio se escandalizó, pero fue muy lista y le duró muy poco, porque sabía que esa era la forma de conseguir otras cosas", ha señalado.
Quizás fue más complicado para la sociedad española del momento, que tuvo que adaptarse a un Rey muy poco arraigado a sus costumbre. "De la España oscura y austera de los Austria se pasó al desembarco de los libertinos de Versalles. El choque fue brutal en todos los aspectos", ha resaltado la autora.
En este sentido, las relaciones diplomáticas también corrieron serio peligro, aunque Isabel de Farnesio "acudió al rescate" en numerosas ocasiones. "Lo más preocupante eran esas audiencias con diplomáticos: si le pillaba en un mal momento, podía aparecer medio desnudo, sin asear y maloliente", ha afirmado.
FELIPE VI, "EL MENOS BORBÓN"
Domínguez empezó a escribir esta novela dos años antes de que Juan Carlos I abdicara, debido a una "intuición periodística" que le llevaba a pensar que eso iba a ocurrir. "Era el momento de indagar en los orígenes Borbones en España. Resulta curioso ver lo caprichosa que es la Historia, ya que Francia nos exportó a esta dinastía y en pocos años acabaron con ellos", ha explicado.
Preguntada sobre el actual monarca y lejano heredero, Felipe VI, Domínguez ha reiterado que se trata "del menos Borbón en sus comportamientos y planteamientos". "Juan Carlos I abdicó en un momento complicado para él por lo que se dio a conocer, pero el relevo se produjo sin ningún problema y, a dia de hoy, seas o no monarquico, hay mayoritariamente una vision positiva de ese relevo", ha concluido.