Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Museo de Cáceres expone más de 150 piezas halladas en el asentamiento árabe de Al-Balât en Romangordo (Cáceres)

El Museo de Cáceres expone, hasta el mes de septiembre, más de 150 piezas y objetos hallados en el yacimiento arqueológico de Al-Balât en el término municipal de Romangordo (Cáceres), de origen árabe y que fueron encontrados a raíz de las excavaciones que comenzaron en 2009.
La exposición, denominada 'Al-Balât, vida y guerra en la frontera de Al-Andalus', recoge los descubrimientos efectuados en este asentamiento medieval de Albalat, población amurallada que era mencionada por fuentes árabe desde la segunda mitad del siglo X bajo el nombre de Majâdat al-Balât.
Su importancia radicaba en que era un paso natural del río Tajo, tal y como ha explicado una de las comisarias de la exposición Sophie Gilotte, junto a Yasmina Cáceres y José Miguel González Bornay, que participó en las excavaciones de este yacimiento del que solo ha salido a la luz el 7% de lo que esconde intramuros y en los arrabales del entorno.
Según ha explicado Gilotte en la inauguración de la muestra, las excavaciones han mostrad que fue ocupada por unas 500 personas hasta la primera mitad del siglo XII, durante la época almorávide. Una vez conquistada por las tropas castellanas, fue donada a órdenes militares y a la ciudad de Plasencia, pero no se conoce más ocupación estable desde entonces.
En esta muestra se propone al visitante un recorrido por el pasado de este yacimiento arqueológico para acercarse a la vida cotidiana de sus moradores, la cual estuvo marcada por la presencia de la frontera con los reinos cristianos y árabes.
La mayor parte del material recuperado en el interior de las viviendas está hecho de cerámicas relacionadas con la preparación, presentación, y almacenamiento de los alimentos y la iluminación de las casas. No obstante, también se pueden ver objetos de otros materiales más lujosos como el vidrio, y otros de bajo coste como el hueso.
Según ha explicado Gilotte, otros objetos también muestran gestos íntimos de la vida cotidiana que dan una idea del estatus de la familia que ocupaba la casa, o actividades lúdicas como el ajedrez, a través de piezas de cerámica talladas y pulidas con las que se jugaba en tableros, algunos grabados sobre las losas de los patios.
EN EL MUSEO DEL LOUVRE
Cabe destacar que en el año 2014, diversos materiales procedentes de la excavación fueron seleccionados para figurar en la gran exposición titulada 'Le Maroc médiéval. Un empire de l'Afrique á l'Espagne', que se celebró en el Museo del Louvre en París, y que posteriormente viajó a Rabat, lugares en los que fue visitada por centenares de personas.
Ahora, esta muestra llega al Museo de Cáceres con la colaboración de la Junta de Extremadura, La Diputación de Cáceres y el Ayuntamiento de Romangordo, entre otras instituciones españolas y extranjeras como la Fondation Max van Berchem de Suiza o el Ciham-UMR de Lyon (Francia).
Actualmente, el proyecto arqueológico busca financiación para poder continuar con las excavaciones, muchas de las cuales han sido realizadas por arqueólogos voluntarios, según ha dicho Gilotte que también ha solicitado ayuda institucional para que estas ruinas puedan ser visitadas y sean abiertas al público como una muestra del pasado árabe de Extremadura.