R.UNIDO-ÓPERA

Netrebko y Garanca, dos voces de fábula para Bellini en la Roya Opera de Londres

Las voces prodigiosas de la soprano rusa Anna Netrebko y la mezzosoprano letona Elina Garanca brillan como el mejor pulido diamante en "Capuletos y Montescos", ópera de Bellini, repuesta ahora en la Royal Opera House del Covent Garden.

La producción original londinense data de 1984, la dirigió desde el podio Riccardo Muti, y tuvo ya entonces como intérpretes dos voces de fábula: Agnes Baltsa, como Romeo, y Edita Gruberova, en el papel de Julieta.

Y es que desde tiempos de Bellini, el papel de Romeo lo ha interpretado tradicionalmente una mezzo aunque haya alguna excepción notable como la dirigida en la Scala de Milán en 1966 por Claudio Abbado con el tenor Jaime Aragall en ese rol frente a Renata Scotto.

En esta reposición londinense, que podrá verse en jornadas distintas hasta el 11 de abril, Netrebko y Garanca forman un dúo perfectamente compenetrado y de una belleza vocal que quita el aliento.

Garanca domina totalmente el escenario en cuanto aparece: no sólo es su voz de una flexibilidad y expresividad extraordinarias y es capaz de subir sin esfuerzo aparente a las notas más altas, sino que da credibilidad total al personaje de Romeo que interpreta.

No menos expresiva es la Netrebko, intérprete dotada de una voz de gran suavidad y belleza, de gran riqueza tímbrica y de una precisión y sutileza que causan general admiración.

No es de extrañar que el tenor argentino Dario Schmunck palidezca frente a ambas en el papel de Tebaldo.

Algo más convincentes que Schmunck resultan, sin embargo, el barítono norteamericano Eric Owens como Capellio y el bajo italiano Giovanni Battista Parodi, en el papel de Lorenzo.

No importa que la dirección y la escenografía originales de Pier Luigi Pizzi, un obseso de las columnas a juzgar por los decorados, queden más bien anticuados.

Todo se perdona por la música, y Mark Elder da muestras de una gran sensibilidad al frente de la orquesta de la Royal Opera House, siempre atento al necesario equilibrio entre el foso y el escenario y sobre todo al acompañamiento, incluso con mimo, de las dos voces principales.

La ópera de Bellini contiene pasajes musicales bellísimos, melodías de un gran lirismo y arias y duetos que han hecho las delicias de las más destacadas sopranos y mezzos como Marilyn Horne, Janet Barker, Vesselina Kasarova, la citada Baltsa, en el papel de Romeo, o Gruberova, Eva Mei, Margherita Rinaldi como otras tantas Julietas.

Menos popular que otras obras del mismo compositor como "Norma" o "I Puritani", "I Capuletti e I Montecchi", ha dejado huellas permanentes en el vocabulario del romanticismo musical.

Estrenada en 1930, la descubrió por casualidad Hector Berlioz al año siguiente en Florencia, en uno de cuyos teatros se estaba representando.

El compositor francés, que había oído elogiarla en el restaurante en el que cenaba, fue a verla y sintió una gran decepción al ver que el libreto no contenía prácticamente nada de Shakespeare.

Ni la escena del balcón, ni el baile de los Capuletos, ni el personaje de Mercutio, ni el soliloquio de Julieta: "No hay nada de Shakespeare", se quejó.

El libretista, Felice Romani, se basó en realidad en el cuento del narrador italiano del Renacimiento Matteo Bandello, en el que se inspiraría también el bardo inglés para su tragedia, y redujo los personajes y la acción a su mínima expresión.

La simplificación de la trama permite a Bellini concentrarse en los personajes principales y, sobre todo en su segundo acto, el más logrado, responder con gran sutileza musical a la progresión del drama, combinando magistralmente arias y recitativos.

Como ha señalado el musicólogo británico Martin Desay, Bellini rechaza las tendencias melodramáticas de otras óperas románticas contemporáneas y en lugar de recurrir a su gesticulación orquestal hiperbólica acompaña a las voces de los cantantes con una frugalidad musical desconocida hasta entonces.

Déjanos tu opinión

Informativos a la carta

Publicidad

Informativostelecinco.com

No sabía que estaba embarazada

Lauren O'Donnell, una joven de 21 años, nunca olvidará cómo se enteró de que esperaba a su primera hija: acudió al médico por unos dolores en la parte superior del estómago y le comunicaron que estaba embarazada de 38 semanas. 12 días después dio a luz a Eliza.

¿Es Pamela?

Pamela Anderson pasa por el quirófano y se transforma en otra

No pudo con la pena

Fallece durante el velatorio de su hija y de sus cinco nietos

Serbia, la imagen de la vergüenza

Serbia es la imagen de la vergüenza europea, el reflejo de la indiferencia. Se calcula que podría haber más de 8.500 refugiados atrapados, y sólo hay 3.000 plazas en centros de acogida para hacer frente al invierno.

Nuevo tiroteo

Tres muertos en Cancún en un nuevo tiroteo en plena calle

Están desnutridos

Unos osos desnutridos de un zoo piden comida de forma desesperada

Publicidad

Nuevos formatos en mtmad.es

¡Descubre mtmad, el nuevo canal de vídeos sólo para Internet de Mitele!

mtmad.es selecciona el talento que ya triunfa en Internet, crea nuevos influencers y se atreve con una vuelta de tuerca a algunos de los protagonistas de nuestra tele. ¡Descúbrelo!

¡Escúchanos!

Todos los programas de la radio online de Mediaset están en Radioset.es

Universo Iker, MorninGlory, Partido a partido... ¡En directo y en podacast!

'GH' en tus manos

¡Vive el reality con contenidos inéditos!

'La Voz' en tu móvil y tablet

¡Disfruta con contenidos inéditos!

La APP de Mediaset Sport

El deporte, en tu tablet o smartphone.

Descárgate la app de mitele

Series, programas, deporte, en directo...

La app de MotoGP

Carreras, clasificaciones, pilotos...

mostrar

Publicidad