Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El festival 'Octubre Corto' entrega el premio 'Rafael Azcona' al cineasta José Luis García Sánchez

El festival 'Octubre Corto' entregará este sábado el premio 'Rafael Azcona' al director de cine José Luis García Sánchez, al que se rendirá un amplio homenaje durante el festival con diferentes actividades.
Según los organizadores del festival, el acto tendrá lugar en el Teatro Cervantes de Arnedo. "Este destacado galardón ha sido otorgado a este personaje por su vinculación con Rafael Azcona, ya que trabajaron juntos durante más de veinte años y en más de quince películas".
García Sánchez es "la persona que ha compartido de una forma continuada más tiempo y trabajo con Azcona. Otro de los motivos principales que ha llevado al comité organizador a otorgar este premio a este director, es que actualmente está a punto de estrenar la última película que ha dirigido, 'Los muertos no se tocan, nene', una adaptación de la novela homónima de Rafael Azcona".
"Es una especie de eslabón perdido del cine español, pues hubiera sido la primera película que Azcona hubiera realizado junto a marco Ferreri en 1956 si los problemas censores y económicos no lo hubieran impedido". Los asistentes a la mesa redonda podrán disfrutar de un primer adelanto del film.
Esta participación quedará patente en el libro 'José Luis García Sánchez: sardinas, truchas y tiburones' que presentarán este sábado, Bernardo Sánchez, Chechu León y el homenajeado José Luis García Sánchez, a las 13 horas en el Teatro Cervantes de Arnedo.
El libro es el primero que se publica sobre él y su obra. "Un libro abordado por Bernardo Sánchez que pretende ser una introducción a la presencia en influencia de García Sánchez en nuestra cinematografía".
Este volumen aparece dividido en dos partes. En la primera se repasa "una memoria compartida por zonas entre un padre y un hijo de diferentes generaciones". Uno de los tramos coincidentes es, la amistad de Rafael Azcona. El libro centra toda la segunda parte en una entrevista a García Sánchez en la que se repasan circunstancias, aspectos y noticias de sus colaboraciones con el guionista y amigo Rafael Azcona.
El homenaje de Octubre Corto a García Sánchez se completa con la inauguración exposición de fotografías de la fotógrafa logroñesa Teresa Rodríguez que se internó con su cámara en las jornadas de rodaje de 'Los muertos no se tocan, nene'.