Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Oscar calientan motores

Entre las fiestas más sonadas estarán las de Demi Moore y Madonna, así como la cena de Elton John o las que organizan instituciones como la Academia de Hollywood o la revista Vanity Fair.
Hasta el próximo domingo, día de la ceremonia de la 82 edición de los Oscar, tendrán lugar más de tres docenas de celebraciones ostentosas en la meca del cine que tendrán su culminación una vez termine la gala de premios.
Cita a la que no suelen faltar las estrellas será la tradicional cena Governors Ball que dispone la Academia de Hollywood en una sala anexa al teatro Kodak justo después de los Oscar, a partir de ahí los famosos se dispersarán hacia diferentes lugares de Los Angeles.
Una fiesta muy frecuentada es la que da cada año Vanity Fair en un hotel de Sunset Boulevard, que congrega a multitud de curiosos a la entrada con intención de ver de cerca a sus ídolos de la pantalla.
Demi Moore y Madonna, anfitrionas de lujo
Destacará por encima de otras celebraciones la que harán conjuntamente Demi Moore y Madonna en una carpa anexa al domicilio del representante de la cantante, Guy Oseary, en las colinas de Hollywood, así como la 18 edición de la cena de gala para ver la ceremonia de la fundación contra el sida de Elton John.
Muchos de los eventos, no obstante, serán más discretos para conseguir privacidad, tal será el caso de la fiesta a la que acudirá el equipo de la coproducción hispano-peruana "La teta asustada" o los españoles del cortometraje animado "La dama y la muerte".
La meca del cine ha recuperado el ambiente festivo después de dos años en los que se moderó el gasto en celebraciones debido a la huelga de guionistas de 2008, que estuvo a punto de trastocar la gala de premios, y el clima de crisis económica que se vivió en 2009 y que parece haber quedado atrás en Hollywood.
El teatro Kodak se pone los 'tiros largos'
Los preparativos ya han comenzado en el Teatro Kodak de Hollywood para la ceremonia anual de entrega de los Oscar. Los equipos de operarios han comenzado el trabajo sobre lo que será el área de llegada de celebridades. Los trabajadores construyen la grada, que sostendrá la multitud de admiradores que esperarán horas para ver de cerca de sus estrellas favoritas.
Las réplicas gigantescas de la famosa estatuilla de los Oscar han sido erigidas a las puertas del teatro, aunque todavía protegidas por el plástico para que no sufran daños antes de la noche de la gran gala. BQM