Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP quiere garantizar el interés de la fiesta de los toros en España y fuera

Diputados del PP vestidos con camisetas pro taurinas se muestran a favor de la no supresión de las corridas. EFE/Archivotelecinco.es
El grupo del PP en el Congreso insta al Gobierno a que ponga en marcha "los instrumentos de protección necesarios" para defender "el interés turístico y cultural" de la fiesta de los toros tanto en España como en el exterior.
Los populares, además, se amparan en la Constitución para pedir la defensa de la igualdad de los españoles en el acceso a espectáculos taurinos, "como parte del Patrimonio Cultural en todo el territorio nacional".
Así consta en la proposición de ley que los populares han registrado hoy en el Congreso, tal y como avanzó ayer la presidenta del PP de Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, y confirmaron después fuentes de la dirección del grupo en la Cámara Baja.
El Parlamento de Cataluña aprobó ayer la prohibición de las corridas de toros en Cataluña a partir del 1 de enero de 2012.
Según recoge el texto de la iniciativa, el PP persigue como objetivo "la protección de la fiesta de los toros por su interés cultural y turístico" y la regulación de las funciones de la administración para organizar y celebrar tales eventos, de modo que se garanticen "los derechos e intereses del público que asiste a ellos y de cuantos intervienen en los mismos".
El PP se ampara en los artículos 149.1.1, 149.2 y 44 de la Constitución Española para remarcar que el Estado, en uso de sus competencias exclusivas en la materia, "deberá garantizar la igualdad de los españoles en el ejercicio de su derecho al acceso a la fiesta de los toros, como parte del Patrimonio Cultural en todo el territorio nacional".
La propuesta del Partido Popular supone modificar la Ley 10/1991, del 4 de abril, sobre las potestades administrativas en espectáculos taurinos.
Sugiere añadir una disposición adicional segunda con la que insta al Gobierno a que apruebe los "instrumentos de protección necesarios" y acordes con el "interés cultural y turístico" de la fiesta de los toros, tanto en ámbito nacional como en internacional.
La aplicación de la norma, tal y como recoge el PP, se aplicará "en defecto" de las disposiciones que a tal efecto aprueben las comunidades autónomas, y así, deja claro que la protección de las fiestas taurinas, por su interés cultural y turístico, corresponde al Estado.
Por ello, si se quiere cambiar la ley, serán las Cortes Generales las que tengan potestad para ello.
En su exposición de motivos, los populares recuerdan que la Constitución española consagra la libertad e igualdad de los españoles, a cuya protección están obligados los poderes públicos.
Tras especificar que la voluntad de los constituyentes fue la de considerar la cultura "como un deber y una atribución esencial del Estado", el PP recalca que el Gobierno central se erige así en "el principal garante" de la promoción y tutelaje del acceso a la cultura en todo el territorio nacional.
Los populares enmarcan la fiesta de los toros en el "acervo cultural español" y en una manifestación de "mayor tradición y atractivo turístico", trascendiendo incluso las fronteras y erigiéndose en una de "las principales señas de la expresión cultural" española.