Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE y C's respetan las críticas de Genovés sobre el uso de 'El abrazo', pero insisten en la fuerza simbólica del cuadro

Representantes de PSOE y C's han mostrado este miércoles respeto a las críticas del artista valenciano y autor de 'El Abrazo' (1976), Juan Genovés, quien cree que se está haciendo un uso partidista de su cuadro en el Congreso, si bien han insistido en la fuerza simbólica del cuadro.
En una entrevista con Europa Press, el pintor ha respondido afirmativamente a la pregunta de si se estaba haciendo un uso político desde que se colgara en las paredes del Congreso de los Diputados el pasado 7 de enero, al utilizarlo como fondo para comparecer ante los medios de comunicación. "Sí, creo que sí, pero ¿qué le vamos a hacer? Al ritmo que llevamos estos días a lo mejor se pone de moda y cuando se case la gente puede hacerse debajo del cuadro la foto de novios. Todo es posible", ha bromeado.
Así, el presidente de la Comisión de Cultura del Congreso y diputado de Ciudadanos, Toni Cantó, ha asegurado en declaraciones a Europa Press "no tener esa sensación" de uso partidista de la obra que, en cualquier caso, "ya pertenece al imaginario colectivo y se lo ha apropiado la gente"
"En lo que sí que estoy de acuerdo y creo que fue muy bueno es en la decisión de que esté en el Congreso de los Diputados. El cuadro ya pertenece al imaginario colectivo y es normal que la gente se lo haya apropiado y lo interprete o haga con él lo que guste", ha añadido.
Por su parte, la diputada de C's Marta Rivera de la Cruz ha recordado que la imagen del líder del partido, Albert Rivera, delante del cuadro durante el anuncio de un acuerdo con el PSOE fue "una muestra de admiración por una obra de arte convertida en icono".
"Lamentaríamos muchísimo que el autor se pudiera molestar. No fue más que una cosa espontánea porque siempre nos pareció un símbolo, se pensó ese marco sin darle otra intención. Lo cierto es que es una obra tan potente que ha trascendido ya hasta su condición de cuadro y se ha convertido en un símbolo", ha señalado.
Mientras, el secretario federal de Cultura y Movimientos Sociales del PSOE, Ibán García, se ha mostrado "soprendido" por estas críticas recordando que el cuadro está situado en una de las salas "precisamente para conmemorar o resaltar lo que pretende figurar el cuadro: el consenso".
En cualquier caso, entiende que "si alguien se ha alejado de esa imagen, tendrá que explicarlo". "Cada uno es libre de interpretar la realidad como le parezca y él es además el autor intelectual del cuadro. Está en su total libertad", ha añadido.
EL ÚNICO CON DERECHO A CRÍTICA
En esta misma línea, el diputado electo de Democracia y Libertad (DL) Carles Campuzano ha reiterado que "la única persona en el mundo que tiene derecho a hacer esa crítica" es Genovés. "Si él considera que su obra ha sido utilizada políticamente, el Congreso debe tomar nota", ha apuntado.
"El cuadro tiene una fuerza magnética enorme y todos lo podemos interpretar en muchas claves, ésa es su fuerza. Hay que respetar la opinión del autor, si lo hubiese dicho otra persona tendría un valor relativo, pero no en este caso", ha concluido.