Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pekín se desvincula del postor chino de Christie's pero exige las piezas

El Gobierno de Pekín declinó hoy comentar el comportamiento del coleccionista Cai Mingchao, quien, después de haber pujado por los bronces chinos de la colección de Yves Saint Laurent, dijo que no los pagaría, pero al mismo tiempo exigió la devolución de las piezas a China.
"No voy a hacer comentarios sobre ese comportamiento no oficial", señaló hoy el portavoz de turno de la cancillería china, Qin Gang, en una rueda de prensa.
El coleccionista chino Cai Mingchao, vinculado al Fondo Nacional de Tesoros de China, desveló ayer en una rueda de prensa que fue él quien ofreció en la subasta de París de la semana pasada 35 millones de dólares (28 millones de euros) por las dos cabezas de la discordia, pero que no iba a pagar por ellas.
Cai, que pujó por teléfono, no especificó si no podía o no quería pagar por los bronces, robados del Antiguo Palacio de Verano por las tropas británicas y francesas en 1860, pero señaló que cualquier chino en su lugar habría hecho lo mismo, en un fraude que la mayoría de chinos considera un acto patriótico.
El portavoz Qin desvinculó también a la Administración Estatal de Patrimonio Cultural de China del comportamiento de Cai, alegando que no sabían nada del fraude hasta la rueda de prensa de ayer.
La mencionada administración intentó detener la subasta de Christie's sin éxito y exigió la devolución de las dos cabezas de bronce de la dinastía Qing, obras del jesuita italiano Giuseppe Castiglione, que habitó en la corte del emperador Qianlong en el siglo XVIII.
Las cabezas, que representan a un conejo y a una rata, formaban parte de la serie de doce animales del zodíaco chino con las que estaba decorada una fuente del mencionado palacio, expoliadas por las tropas occidentales y de las que cinco están en manos de coleccionistas chinos.
El portavoz Qin Gang reiteró hoy que "la esencia del problema es que esas antigüedades pertenecen a China" y que espera que sean devueltas, en lo que se ha convertido en un reclamo nacional.
El artífice de la subasta del fallecido Saint Laurent, su compañero, Pierre Bergé, señaló desde París que las cabezas de la discordia volverán a su colección privada.
Por su parte, la casa de subastas Christie's declinó comentar si emprenderá acciones legales contra Cai, quien, según expertos del sector, podría enfrentarse a una demanda civil e incluso penal por pujar de forma fraudulenta en la subasta.