Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rihanna presenta su colección para Puma

Rihanna se viste para gustarse, para gustar, pero sobre todo para sentirse ella misma, como ha confesado en multitud de ocasiones, y una prueba de ello es el último look con el que se ha paseado por las calles de Nueva York, es el más original en lo que va de año.
La cantante, que está en Nueva York para presentar la nueva colección de Puma en la Semana de la Moda, salió a cenar a Da Silvano, un conocido restaurante de la ciudad con una falda con la que difícilmente habrá conseguido permanecer en segundo plano: ¡era el cartel de Star Wars! La combinó con una camiseta blanca -bien hecho, así no le roba el protagonismo al estampado-, una cazadora de unos botines negros
La revista Vanity Fair la nombró uno de las mujeres más elegantes del mundo y es que su estilo es de todo menos discreto. Tiene tanta personalidad que cualquer diseñador estaría encantado que llevara uno de sus looks. "Es muy arriesgada con la moda y tiene una gran habilidad para mezclar el glamour de la alfombra roja con un toque rebelde. Impregna de su estilo todo lo que se pone y eso es lo que más gusta de ella", comentó sobre ella el diseñador ZaC Posen.
Y si hay a alguien que Rihanna le tiene que agradecer ser un icono en el mundo de la moda es a Mel Ottenberg, su estilista y culpable de su cambio de estilo. "Para mi lo que hace a Rihanna tan interesante es esa mezcla del hip hop y el raver", comentó.