Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Roberto Saviano dice que no se puede parar de hacer preguntas al Ejecutivo italiano

El escritor italiano Roberto Saviano dijo que "no se puede parar de hacer preguntas" en referencia a las últimas polémicas desatadas en Italia entre el primer ministro, Silvio Berlusconi, y los medios de comunicación, informó hoy el diario "La Repubblica".
Saviano presentó su nuevo libro, "La bellezza e l'inferno", ayer domingo en el Festival de la Mente en Sarzana, situada en la provincia de La Spezia en la región de Liguria.
El joven autor, amenazado por la asociación mafiosa la "Camorra", añadió que "quien acepta las preguntas defiende y ayuda a la sociedad en la que queremos vivir".
Además, Saviano apeló a los electores de centroderecha, "a quienes eligieron de forma democrática a este Gobierno, a los que escribieron para manifestarme su solidaridad", y afirmó que cree "que la parte sana de ellos, que se preocupa de su conciencia, tiene muchas dudas sobre lo que está ocurriendo hoy en Italia".
Según el escritor napolitano, "sólo por medio de las preguntas se puede dar un salto en la conciencia y se puede ayudar a los jóvenes que creen en la legalidad y en la justicia".
Saviano se dirigió en particular a los jóvenes del sur de Italia y les exhortó a que no digan siempre sí y no acepten las imposiciones de los poderes criminales, informó el diario italiano.
El escritor, que se convertió en un símbolo de la lucha contra la "Camorra" tras escribir "Gomorra", confesó que a veces se siente "desconfiado como hombre, pero sin arrepentimientos" por haber escrito su primer libro.
En conclusión, Saviano recordó los sacrificios, en el nombre de la verdad, de la periodista rusa Anna Politkóvskaya y de la cantante sudafricana Miriam Makeba.