Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Roman Polanski, contra la justicia de EEUU

Roman Polanski en una imagen de archivo. Foto: EFEtelecinco.es
Los abogados del director, de 75 años, han presentado unos documentos judiciales ante el tribunal que lleva el caso pidiendo que el asunto sea transferido al Consejo Judicial de California para la "selección de un responsable jurídico imparcial y que sea de fuera del condado".
Además, los abogados del director han presentado un recurso para que se desestime todo el caso, cintando "nuevas pruebas extraordinarias" de mala conducta de fiscales y jueces.
Los abogados de Polanski aseguran que el director nunca podrá tener un juicio justo en Los Ángeles. Para ello, se basan en el documental Roman Polanski: wanted and desired, donde un fiscal reconoce abiertamente como intentó convencer a Laurence J. Rittenband, el juez que llevó el caso, de que el cineasta era un pervertido.
La decisión del juez se conocerá el próximo 21 de enero, aunque la oficina del Fiscal ya ha rechazado la propuesta.
Polanski, ganador de un premio de la Academia en 2003 por dirigir el drama sobre el holocausto "El Pianista", huyó de Estados Unidos en 1978 mientras esperaba ser sentenciado después de declararse culpable de los cargos por mantener relaciones sexuales con una menor de edad.
Tres décadas sin poder pisar EEUU
Como ciudadano francés no puede ser extraditado, pero si puede ser arrestado como fugitivo de la justicia desde el momento en el que ponga un pie en suelo estadounidense.
La propia víctima, Samantha Geimer, que ahora tiene tres hijos y unos 40 años, ha explicado en una entrevista el pasado junio que su supuesto agresor no es un peligro para la sociedad y "no necesita ser encerrado para siempre". BQM