Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sónar: Regreso al futuro de la electrónica

Esta edición viene marcada por el factor femenino y el cine. Vídeo: Atlastelecinco.es
El Sónar ya está en marcha y la comunidad electrónica 'patas arriba'. No hay cita musical con sonidos más avanzados que ésta, la que se celebra en Barcelona, y que hasta el domingo será capital mundial de los sonidos sintéticos. Esta vez tomará la ciudad la interpretación trasgresora en su versión más femenina e intercultural. Las variantes electrónicas de los sonidos clásicos, la evolución de los ritmos africanos y la vuelta a la escena de los pioneros del 'beat' marcarán la 15ª reunión.
Si aún no te has acercado a los sonidos electrónicos no es el momento de hacerlo. El Sónar vuelve a arriesgar, que por eso es la auténtica cita mundial de la vanguardia musical y presenta para esta edición ritmos frenéticos, tribales, ácidos y experimentales sólo apreciables para los oídos más exquisitos. Lejos quedan firmas y mezclas comerciales, de grandes masas reunidas en torno al clubbing, aquí sólo hay hueco para la autenticidad, para la electrónica pura y para la música avanzada sea o no mediante computadoras y sintetizadores.

¿Y qué es la música avanzada? Purismo, nuevos ritmos, nuevos sonidos y huida de la masa comercial, aunque profesionales del sector discrepan de ello. Uno de los fundadores del Sonar, Ricard Robles, dice hoy para una edición catalana que hay "música avanzada en todos los estilos, no es patrimonio de la electrónica". Enric Palau, también codirector, admite en la misma edición que "hay música que no se expresa dentro del purismo electrónico" y Ángel Molina, DJ, que "la mitad de la innovación es hacer las cosas a tu manera y sin prejuicios".

Parte de ese purismo estará representado en los ritmos africanos de Buraka Som Sistema (angoleños afincados en Lisboa), Konono Nº1, de Congo y DJ Key de Marruecos, que ofrecerán su propia interpretación electrónica con sonidos jamás escuchados en la urbe. DJ Foundation traerá su mesa de mezclas desde Iraq y Ata Ebtekar su electroacústica desde Teherán (aunque afincado en California). Todo para acercar sonidos lejanos, pero unidos en la base, que sólo hablan una misma lengua en la interpretación y que la representan para el mundo en un mismo escenario, Barcelona.

Durante todo el Sónar habrá tiempo para todos los estilos y variantes, caben 150 actuaciones de artistas procedentes de 32 países del mundo. Tiempo para el happy-harcore, los esperados intérpretes de Osaka, que traerán su particularidad japonesa con sonido de videojuegos incluido, y también sonidos más populares como el minimal de Richie Hawtin, el techno de Detroit de Jeff Mills y la contundencia de Oscar Mulero y Ricardo Villalobos, este último como representante del sello Cocoon.

La primera jornada traerá, entre otros, la interpretación visual de la mano de Jahbitat y Arbol, y el show de Pan Sonic, todos en la jornada de día de 12 a 22, en el Macba, en el Museo de Arte contemporáneo de Barcelona, en el corazón de la ciudad, bajo un sol radiante y un ambiente festivo como preludio de las tres jornadas de intensidad musical. Por la noche llegará el esperado regreso de Leila con su renovado soul experimental.