Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Termina restauración de cúpula dorada de Samarra, dañada en atentado en 2006

Imagen de la mezquita chiíta de Al-Askari, el 13 de febrero pasado. En 2006, el santuario que alberga las tumbas de los imanes Ali Hadi y su hijo Hasan Al Askari, dos de los más venerados por los chiíes, sufrió un ataque en donde voló su cúpula dorada y condujo al país a un estallido de violencia religiosa que desde entonces se ha cobrado miles de vidas suníes y chiíes. EFE/Archivotelecinco.es
Una ceremonia oficial marcó hoy la conclusión de los trabajos de restauración de la cúpula dorada del santuario chií de Samarra, dañada en un atentado en febrero de 2006 que desató una ola de violencia sectaria en Irak.
Estos enfrentamientos entre distintos grupos étnicos y religiosos causaron la muerte de decenas de miles de iraquíes y empujaron al país al borde de una guerra civil.
El fin de las obras de restauración, que incluyeron los dos minaretes del templo, se festejó con una ceremonia retransmitida por la televisión iraquí a la que acudieron numerosos militares de alto rango, diputados y arqueólogos de la UNESCO.
La cúpula dorada del santuario, considerada una de las más grandes del mundo, fue construida en el año 868 d.C y estaba cubierta por 72.000 piezas de oro.
Bajo ella se encuentran las tumbas de dos de los doce imanes chiís, Ali Hadi y su hijo Hasan Al Askari.
Los trabajos para restaurar el recinto de Samarra, ciudad de mayoría suní, fueron llevados a cabo por una compañía turca y supervisados por la UNESCO.