Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vargas Llosa se defiende de las críticas: "Hay que respetar todas las opiniones"

Mario Vargas Llosa ha recibido en Madrid, junto a la novelista y dramaturga francesa Yasmina Reza, el XIII Prix Diálogo a la Amistad Hispano-Francesa, premio que se concede todos los años a aquellas personas cuyo trabajo "enriquece" las relaciones entre ambos países.
En rueda de prensa convocada en la embajada de Francia, Vargas Llosa que, además de la peruana, tiene la nacionalidad española desde 1993, ha discrepado con Reza respecto al papel del escritor en la política.
DIÁLOGO PREMIA A LOS ESCRITORES YASMINA REZA Y MARIO VARGAS LLOSA
El renombrado novelista aprovechó comenzó su disertación sobre la influencia que tenido Francia en su formación intelectual y en su trabajo como escritor "yo creí en América latina en la que sin excepción la cultura francesa tenía una enorme importancia. Las ideas que se discutían en las Universidades, en el mundo académico, llegaban de Francia o a través de Francia. Mi formación le debió muchísimo a las ideas, a los valores estéticos que nacían en Francia. Estas razones explican la satisfacción, la alegría que me da recibir este premio y compartirlo con Jazmina a la que conozco y admiro mucho".
"El escritor que tiene la suerte de vivir en democracia puede prescindir de la política, e incluso despreciarla", pero en una dictadura o régimen totalitario, "está empujado a tomar partido", aseguraba el Premio Nobel.
Mientras que la autora francesa ha dicho no compartir el hecho de que el escritor dé su opinión en un debate público, porque le quita "sabor al mundo contradictorio que crea en sus libros", Vargas Llosa ha considerado que tienen una obligación no solo con su oficio sino con la sociedad que les rodea y que deben participar en el debate de alguna forma "como en contribuir en el uso de las palabras". "Para que las palabras sean genuinas, auténticas, que sirvan para expresar la verdad y no para difundir mentiras", ha recalcado el célebre escritor.
Así, ha recordado la influencia de las ideas que llegaron desde Francia sobre el "compromiso" del escritor, "prendieron" especialmente en países dónde la democracia no existía o era muy frágil.
VARGAS LLOSA: "EL ESCRITOR QUE TIENE LA SUERTE DE VIVIR EN DEMOCRACIA PUEDE PRESCINDIR DE LA POLÍTICA, E INCLUSO DESPRECIARLA"
Yasmina Reza ha explicado, no obstante, que su postura de no intervenir en el debate público o en la política como escritora es "válida" porque vive en una democracia y se ha mostrado convencida de que en un régimen estalinista su actitud sería "más comprometida".
Ambos han hablado también de la riqueza del español y del francés para la escritura. Vargas Llosa, que ha recordado la fuerza vital de la lengua de Cervantes y la sutileza de la lengua francesa, ha considerado que el español goza de muy buena salud "y nunca ha estado tan vivo e integrado como ahora", una circunstancia en la que ha destacado el papel de las Academias de la Lengua de todos los países hispanohablantes.
También ha explicado que nunca sabe cómo surgen en su mente las ideas que luego se convierten en "embriones de historias" para sus libros y que su origen es siempre misterioso, al igual que Yasmina Reza, que ha dicho que no sabe lo que empuja a escribir.
Al ser preguntado por los comentarios vertidos por un crítico sobre su obra literaria , apuntó "no sé qué cosas dijo, no conozco sus declaraciones. Hay que respetar todas las opiniones, es obligación de los escritores acatar las críticas".
Respecto a su faceta como actor, apuntó "no fue una decisión personal, fueron unas circunstancias que me empujaron a cometer ese acto temerario y audaz. Tengo que decir que, aunque no creo haberlo hecho muy bien, la experiencia fue maravillosa. Para un hombre que ha pasado la vida escribiendo funciones de pronto convertirse en un personaje de ficción es una experiencia maravillosa e impagable".
Sin embargo fue muy escueto al hablar de sus planes de cara al verano con su pareja, Isabel Preysler:"En verano trabajaré como siempre". Al ser preguntado sobre la posibilidad de pedir la mano de la reina de corazones una vez que el divorcio con su ex mujer, Patricia Llosa, se ha hecho efectivo, declaró "esas son preguntas que pertenecen al dominio privado".