Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La botánica y el arte se unen en el Museo Carmen Thyssen Málaga

La Fundación Descubre, el Real Jardín Botánico de Córdoba, el Jardín Botánico-Histórico de La Concepción y el Museo Carmen Thyssen Málaga han presentado este miércoles el proyecto 'El Jardín de Elena', que ofrece la posibilidad de realizar, con el uso de las nuevas tecnologías, un recorrido en el que se combina la ciencia con el arte.
La iniciativa propone llevar a cabo una visita virtual, a través de la web de la fundación (https://fundaciondescubre.es/visita-virtual-el-jardin-de-elena/) y aplicaciones móviles, por cada uno de los jardines botánicos en la que se asocia las especies vegetales de cada uno de estos espacios verdes con las obras de arte colgadas en las paredes de la pinacoteca malagueña.
El recorrido online contempla el poder desplazarse por las instalaciones de los botánicos así como por las propias del museo, obteniendo información científica, histórica y artística tanto de las plantas recogidas en la obra pictórica como de la relación de éstas con los entornos de los jardines.
En total, se pueden llevar a cabo tres visitas virtuales, según han informado este miércoles la directora de la Fundación Descubre, Teresa Cruz; la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Málaga, Gemma del Corral; el director del Jardín Botánico Histórico La Concepción, Javier Gutiérrez del Álamo; y el gerente del Museo Carmen Thyssen Málaga, Javier Ferrer.
Así, en el caso de la pinacoteca malagueña, la ruta se puede acceder a través de su web (www.carmenthyssenmalaga.org), donde también hay un enlace de descarga para la aplicación 'El Jardín de Elena' disponible en Google Play.
En la visita se plantean once espacios panorámicos con 18 puntos de información diferentes, correspondientes a otras tantas obras de la Colección Permanente. El recorrido se hace a través de las tres plantas del museo, donde se han destacado ejemplos de la colección de maestros antiguos, de paisajismo romántico y costumbrismo, preciosismo, naturalismo y pintura de finales del siglo XIX y comienzos del XX.
Además, la pinacoteca ha puesto a disposición de sus visitantes un folleto informativo sobre el recorrido, con planos de la ubicación de las distintas obras y los correspondientes enlaces al proyecto virtual.
Por su parte, el Jardín Botánico-Histórico La Concepción pone en marcha su paseo virtual frente al edificio principal. De ahí, a la avenida de los plátanos plantados a mediados del siglo XIX.
Posteriormente, la ruta continúa por la casita del jardinero, con su característico entorno de bambú, el bosque de álamos y el olivo centenario o las colecciones de viñas y palmeras. Este recorrido está compuesto por 14 vistas, donde se incluyen 14 puntos de información.
Por su parte, el Real Jardín Botánico de Córdoba propone para este recorrido siete vistas panorámicas y ocho puntos de información. La vista arranca en la Plaza Elena Moreno, divulgadora que da nombre al proyecto, y se adentra luego en el interior de un patio cordobés.
De igual modo, otros entornos de la visita son la escuela agrícola, espacio donde se cultivan plantas como muestra del beneficio que puede obtenerse a partir de ellas, y el Arboretum, una colección viva donde coexisten árboles y arbustos, que se encuentran agrupados por su parentesco, forma o procedencia.
El proyecto, que se completa con el trazo de una ruta presencial por los distintos espacios, busca mostrar las relaciones entre el arte y la ciencia con el apoyo de los nuevos recursos virtuales, siendo el objetivo el de impulsar la cultura científica y artística de la sociedad en general y de los más jóvenes en particular, para potenciar vocaciones científicas.
Las posibilidades turísticas de la visita derivan de su carácter complementario, tanto en lo que respecta a las dos áreas de conocimiento que aborda, como en los entornos geográficos, ya que, por un lado, se conjugan el patrimonio científico y artístico, y por otro, el visitante puede disfrutar en un único recorrido de elementos presentes en distintas provincias.
Así, en este viaje de ida y vuelta, el turista vive una experiencia diferente y adicional a la que disfruta al visitar los espacios por separado.
PROYECTO
El proyecto surgió a raíz del iniciado en 2013 por la divulgadora Elena Moreno Barroso, del Real Jardín Botánico de Córdoba, quien avanzó una nueva forma de disfrutar de los contenidos botánicos y artísticos que la ciudad podía ofrecer.
Así, se invitaba a los ciudadanos y visitantes de la ciudad a recorrer el museo Arqueológico, el de Bellas Artes y el Conjunto Arqueológico 'Madinat al-Zahra', mediante un seguimiento de los distintos elementos florales presentes en las salas de estos museos. Por otro lado, se les invitaba a descubrir en el Real Jardín Botánico las plantas representadas en los museos, en un homenaje a los patios de la ciudad.