Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las comparsas siguen en las calles en Brasil pese a que el carnaval terminó

La alborada del miércoles de Ceniza, que oficialmente le pone fin a los cuatro días del carnaval en Brasil, no impidió hoy que en numerosas ciudades del país varias comparsas y "tríos eléctricos" continuaran "arrastrando" multitudes que buscan extender lo máximo posible la mayor fiesta nacional.
Animadas por el famoso músico Carlinhos Brown, las fiestas prosiguieron especialmente en Salvador, la ciudad con mayor porcentaje de población afrobrasileña del país y en donde el carnaval generalmente dura una semana.
En la mañana de hoy, Carlinhos Brown lideró un desfile de músicos que partió desde la playa de Barra y tenía como objetivo movilizar a todas las personas que pretendían seguir de fiesta al menos en las primeras horas de este miércoles de Ceniza.
El cantante, autor de canciones ya tradicionales en el carnaval como "Magdalena", "Pandeiro-deiro" o "Carlito Marrón", marchó al frente de una gigantesca banda de percusión integrada por un centenar de músicos del grupo Olodum y otros cien de la banda Timbalada.
Detrás de los percusionistas también desfilaron los "tríos eléctricos" (camiones adaptados con plataforma para los músicos y potentes equipos de sonido) de Timbalada, liderado por el cantante Denny, y la popular Ivete Sangalo, la "reina" del carnaval de Salvador, que en la edición de este año cantó cerca de 32 horas.
La extensión del carnaval hasta después del martes en Salvador se ha convertido en una tradición que ha superado las críticas de la Iglesia católica local, que infructuosamente intenta convencer a las autoridades de que prohíban las fiestas el miércoles de Ceniza.
Las calles de la ciudad de Olinda, también en el nordeste del país e igualmente famosa por sus carnavales, volvieron a llenarse hoy de personas disfrazadas debido a los desfiles programados por diferentes comparsas, entre ellas "Bacalhao do batata", una de las más tradicionales de la región.
En Río de Janeiro, casi 24 horas después de la conclusión de los desfiles de las escuelas de samba del Grupo Especial y tras cuatro días en que los cariocas bailaron detrás de unos 200 blocos (comparsas vecinales) en diferentes barrios, algunas comparsas prolongaron hoy la fiesta callejera.
Pese a que los brasileños supuestamente regresan a sus actividades normales hoy, varios "blocos" programaron sus desfiles para este miércoles, entre los cuales figuran "Me besa que soy cineasta", "Llave de oro", "Placeres de la vida" y "Mi bien, no vuelvo más".
También pretende desfilar hoy el "Bloco del Apuramiento", que se concentra en los alrededores del Sambódromo, precisamente en el momento en que son leídos en el templo de la fiesta carioca los votos de los jurados que escogerán a la escuela de samba campeona del carnaval este año.