Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las hazañas de Philipe Petit, rumbo a los Oscars

El francés Philipe Petit consiguió su fama de valiente y 'loco' convirtiendo el funambulismo en un espectáculo al margen de las reglas. En 1974, después de seis años de preparación, cruzó las Torres Gemelas desde las alturas, ayudado simplemente con un cable. El documental 'Man on wire' narra ésta y otras hazañas. Llegará próximamente a los cines, y es uno de los films que competirá en los Oscars.
Osadía es el segundo nombre del francés Philip Petit que ha vivido toda su vida en la cuerda floja. En 1973 se atrevió a cruzar la bahía de Sidney, sin red y sólo con la ayuda de unos amigos. Hizo lo mismo poco después en Notre Dame, París.
Al año siguiente, 1974, se levantaron dos torres en Nueva York que parecían pensadas para que Philip Petit las cruzara. Cuatrocientos quince metros de altura. Tras meses de preparación, de conocerse al detalle las Torres Gemelas, se subió a la azotea y obró el milagro.
Petit cruzó ocho veces el cable que unía ambas torres. Sesenta metros de distancia, cuarenta y cinco minutos mirando al abismo. Fue el delito más 'artístico' de la Historia. Al arrestarle, un policía le preguntó por qué lo hizo. "Hago algo magnífico y misterioso y todo lo que consigo es un práctico ¿por qué?". Lo bello es que no hay un 'por qué',  aclaró después Pétit en una entrevista.
Ahora el documental 'Man on wire' recoge las acrobacias de este singular funambulista que consiguió que los hombres volvieran a mirar al cielo. La cinta se estrenará próximamente en las salas españolas, y es uno de los films que competirán por el Oscar al mejor documental.  IM