Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El marchante que vendió falsificaciones de Dalí defiende el filme sobre su vida

El belga Stan Lauryssens, un marchante encarcelado durante algún tiempo por vender miles de falsificaciones de Salvador Dalí, defiende hoy en declaraciones a un diario británico la película de Hollywood basada en el libro que escribió sobre sus actividades delictivas.
"Todo está ya listo. Ha llegado el dinero y la mayor parte de los actores han firmado. Sólo esperan a Al Pacino (que interpretará al artista español) para empezar el rodaje", explicó Lauryssens al diario "The Independent" desde Bélgica, donde vive.
"La película contará cómo yo vendí miles de obras falsas de Dalí y cómo el propio Dalí estaba al tanto y aprobó ese comercio de falsificaciones", afirma el marchante, al que persiguió la Interpol durante varios años.
No es de extrañar, comenta el periódico británico, que el libro "Dalí y Yo", de Lauryssens, atrajese a Hollywood, dado que la vida del marchante, al que interpretará el actor irlandés Cillian Murphy, parece un auténtico guión cinematográfico.
Antes de dedicarse, según confesión propia, a vender falsos Dalís por todo el mundo, el belga se dedicó a engañar a los consumidores haciendo agujeros en el queso y vendiéndolo como emmental suizo.
Luego se hizo periodista y fingió entrevistar para una revista belga a famosos de Hollywood. "Hice muchas buenas entrevistas, pero para acceder a mucha gente tuve también que inventarme cosas", se justificó el farsante.
"En dos años fingí entrevistas con casi todas las estrellas de Hollyood, como Elizabeth Taylor y Marlon Brando, entre otros", explicó.
En 1972 le tocó el turno a Dalí: "Me inventé el cuento de que Dalí y Disney estaban colaborando en unos dibujos animados pornográficos".
Esa historia llamó la atención de un grupo de inversores belgas que creyeron que Lauryssens era un experto en el artista español y le contrataron como marchante cuando tenía sólo 25 años y a pesar de que no tenía experiencia alguna en el mundo del arte.
Las afirmaciones de Lauryssens sobre la connivencia de Dalí con las falsificaciones de sus obras son muy polémicas porque, según afirma, la mayor parte de la producción del artista de Cadaqués después de los años sesenta es de sus ayudantes.
"Si se exceptúan los óleos, que son mucho más difíciles de falsificar, diría que hasta el 75 por ciento de las obras en el mercado atribuidas a Dalí no son suyas", dijo el belga.
Además de esa película de Hollywood, que no se espera que llegue a las pantallas hasta el 2011, hay actualmente en marcha otras dos películas sobre el creador del método paranoico-crítico.
La primera que llegará seguramente a los cines será la titulada "Little Ashes", británica, con el actor Robert Pattison como protagonista, centrada en la juventud de Dalí en Madrid y su amistad con el poeta García Lorca y el cineasta Luis Buñuel.
La segunda, Dalí, dirigida por el cineasta británico Simon West y con Antonio Banderas como protagonista y la actriz galesa Catherine Zeta-Jones, en el de su esposa Gala, explorará sus ambiguas relaciones sexuales y cómo el artista conquistó América con sus genialidades.