Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lo mejor de Sorolla, en Barcelona

El MNAC muestra hasta el 3 de mayo los catorce frescos que Sorolla pintó para la Hispanic Society of America de Nueva York, junto con una segunda exposición, exclusiva en Barcelona, de los dibujos y trabajos preparatorios de "Visión de España".
Los frescos salieron por primera vez de su emplazamiento en Nueva York para ser restaurados por iniciativa de Bancaja y desde entonces se han exhibido en Valencia, Sevilla, Málaga y Bilbao, donde han sido vistos por más de 900.000 personas. Tras la exposición de Barcelona, los catorce plafones pintados por Sorolla, en los que interpreta la realidad geográfica española, se expondrán en el Museo del Prado.
Después de recibir en 1911 el encargo del mecenas y erudito Archer Milton Huntington de decorar la biblioteca de la Hispanic Society, Sorolla decidió potenciar el contacto directo con el motivo representado, convirtiendo a los protagonistas de las composiciones en verdaderos estudios de tipologías humanas, sin renunciar, sin embargo, al estallido de la luz y del color.
El director de la Hispanic Society, Mitchell Codding, ha expresado su satisfacción por la oportunidad que ha permitido mostrar "la obra cumbre de Sorolla" en diversas ciudades de España, "una obra -ha dicho- que ocupó al pintor valenciano prácticamente los últimos años de su vida, desde 1911 a 1919".
En la muestra se pueden contemplar piezas de gran tamaño como "Andalucía. El encierro", "Sevilla. Los nazarenos", "Extremadura. El mercado", "Ayamonte. La pesca del atún", "Galicia. La romería", "Castilla. La fiesta del pan", "Aragón. La jota", "Cataluña. El pescado", "Valencia. Las grupas" y "Sevilla. El baile". Estas obras de grandes dimensiones tuvieron que ser desmontadas de sus bastidores y viajan enrolladas en contenedores especiales.
A diferencia de la ubicación de estas obras en la Hispanic Society, colocadas a una altura considerable, en el MNAC están a una altura mucho más baja, lo que, según ha explicado la directora del museo, María Teresa Ocaña, permite "resaltar la grandiosidad, el color y la proporción de los murales".
La segunda exposición complementa la muestra principal con una selección de los dibujos preparatorios de este ciclo pictórico, procedentes del Museo Sorolla de Madrid y de la Hispanic Society of America. Esta selección, formada por un conjunto de unos 50 dibujos, contribuye a explicar el proceso de creación de los 14 grandes paneles pintados por Sorolla.