Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El príncipe Harry conquista a Estados Unidos

Su entrega total por los Juegos Invictus le está reportando al príncipe Harry muchos adeptos estadounidenses. El encanto del hijo pequeño del príncipe Carlos nos recuerda a su madre, Lady Di, lo que unido a su amistad y buena sintonía con la primera dama, Michelle Obama, le ha procurado el cariño y la empatía al otro lado del charco, que siguen de cerca lo que sucede en Orlando.
La cuenta de Instagram de Kensington Palace ha compartido algunos de los últimos momentos del nieto de Isabel II, que ha dejado en un segundo plano cualquier noticia relacionada con su hermano y su cuñada, los duques de Cambridge.
"El príncipe Harry dio la enhorabuena al equipo de Georgia que perdió por un estrecho margen en la semifinal de voleibol contra Reino Unido. Fue un gran partido y una brillante historia Invictus. El equipo de Reino Unido ayudó a Georgia con las sesiones de entrenamiento a través de Skype previamente a los juegos", ponía en el perfil real junto a una fotografía de Harry felicitando a los vencidos.
Vestido informal con vaqueros y una camiseta negra, complementada con gafas de sol oscuras, el tío de Jorge y Charlotte animó al corredor británico Luke Wigman momentos antes de ganar la prueba de 1.500 metros. También estuvo presente en las disciplinas de levantamiento de peso ligero, donde brilló su compatriota Micky Yule e hizo lo mismo con Amy Baynes, miembro del equipo de Nueva Zelanda ganadora la medalla de plata en trial el mismo día de su cumpleaños.