Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los toros como atracción turística en Cataluña

El arte español no entiende de distancias porque en los autobuses llegan turistas rusos. A miles de kilómetros el mundo taurino causa estragos.  La ruta comienza enseñando la ganadería y continúa en la plaza donde el caballo baila al son del flamenco. Enamora a un ruedo impaciente por ver torear. Esto tiene lugar en el único lugar de Cataluña donde se puede disfrutar de una corrida sin lesión alguna para el toro. La Generalitat esta estudiando la ley 'anti-toros' para poder ver a toreros sin espada, para ver un espectáculo.