Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las 20 curiosidades sobre sexo que querías saber y no te atrevías a preguntar

Para muchos el sexo todavía es un tabú, lo dice Woody Allen en aquella película que se burla de nuestras represiones y nuestras ansias más profundas. El tema, del que se podrían escribir infinitos tratados y todos superventas, mantiene aristas inexploradas o ignoradas. Hemos recogido las 20 curiosidades sobre sexo que no sabías, pero que seguramente te interesan. Algunas son tan asombrosas como increíbles. Por ejemplo, que el sexo oral está prohibido en 18 estados de EEUU o que las relaciones sexuales duran un promedio de 39 minutos.
Los que van de morreo en morreo, pues no les viene mal saber que durante un beso, unas 40 mil bacterias pasan de boca en boca, aunque la mayoría son inofensivas, gracias a que la saliva contiene sustancias desinfectantes.
La ciencia recomienda besarse con frecuencia, aunque es aconsejable hacerlo con la misma persona. Se ejercitan aproximadamente 30 músculos faciales y se activa la circulación sanguíneas.
Sabíamos que existía la zoofilia, pero no que en algunos lugares tenía sus reglas: El sexo con animales es legal en el estado de Washington, siempre y cuando el animal pese menos de 18kilos.
Las pasiones no tienen límite de velocidad, los expertos señalan que las sensaciones eróticas viajan a través de la piel hacia el cerebro a una velocidad máxima de 230 kilómetros por hora. Y hablando de tiempística, los hombres son los más veloces.
Ellos pueden tener una erección completa en 10 segundos y a veces les basta con un simple acto visual. Las mujeres, sin embargo, suelen necesitar otro tipo de estímulos más relacionados con el cerebro, más intelectuales.
Nos ponen las guarrerías en privado y si no creéis preguntadle a Max Mosley, el presidente de la Formula Uno. Lo cierto es que un 58 % de las personas dicen "groserías" durante sus relaciones sexuales.
Y no sólo eso, si no que cuando la gente se pone pierde la olla. ¡Y tanto! al menos unas 500 personas mueren en EEUU por asfixia al intentar aumentar el placer sexual cerrando el flujo de oxígeno al cerebro.
Es decir, esos que van por ahí con la cabeza metida en una bolsa de compras. ¡Vaya, qué hay gente pa' to!
Más curiosidades: De esta se habla mucho. Sólo hay que ver la expo 'Penetrados, de Santiago Sierra para entender que exageramos, porque las estadísticas muestran que sólo el ocho por ciento de las personas practica regularmente el sexo anal.
Pero, esta sí que sorprende. Los hombres en pareja se masturban más que los que están solos. ¿Por qué? Se supone que quien está en una relación tiene encuentros sexuales más habituales, producen más testosterona y esto provoca que se exciten más.
Una de cada diez personas es asexuada, es decir no les interesa en lo absoluto el sexo: Un 10% de la población no siente ningún tipo de atracción por ningún género. Es una especie de círculo vicioso.
Para los que tengan el corazón débil, cuidadín, cuidadín con las emociones: El corazón puede llegar a 180 pulsaciones por minuto durante un orgasmo.
Y hablando de orgasmos, después del clímax se concilia el sueño con mayor facilidad. Así que a los insomnes, más sexo y menos fármacos.
Para los de que el tamaño importa o no, el Instituto Kinsey, registra que la erección más larga es de 39 cm, mientras la más corta, en cambio, llegó tan sólo de 4,5 cm, según un informe del Instituo Kinsey.  
Las chicas en un momento de mucha excitación, el  clítoris puede duplicar su tamaño. La vagina se expande y el punto G llegar al tamaño de una almendra.
Con esta curiosidad, algunos van a ilusionarse: En 1609 fue encontrado un cadáver con dos penes. Hasta la fecha se han documentado 80 casos similares.
Para terminar, entre los casos curiosos, encontrados por aquí y por allá, está el caso de una pareja de luna de Miel en EEUU que demandó a una cadena de Hotel al culparla de haber tenido traumas sexuales en su vida de casados debido a que un empleado entró a su habitación sin avisar durante su ardiente noche de bodas.ZA