Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

AIReF ve "muy exigente" cumplir el objetivo de déficit en 2015 por la previsible desviación de las CC.AA.

Pide modificaciones en la Ley de Estabilidad Presupuestaria para generar un "escenario creíble" de deuda y déficit públicos
La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) avisa de que "2015 será un año complicado para las comunidades autónomas" por lo que confía en que los márgenes presupuestarios en el resto de administraciones puedan neutralizar la previsible desviación del déficit autonómico para 2015. En ello radica el cumplimiento de un objetivo de déficit agregado para todas las administraciones del 4,2% del PIB para el próximo año, que el organismo considera "muy exigente".
El organismo diagnostica en su informe preceptivo sobre los 'Proyectos y Líneas Fundamentales de los Presupuestos de las Administraciones Públicas' que las cuentas de las comunidades autónomas cerrarán 2014 con un déficit en torno al 1,5% del PIB, similar al de 2013, lo que supone un punto de partida poco optimista. Para 2015 también se espera un incumplimiento por encima del 0,7% del PIB previsto.
La razón es que estas administraciones presentan cierto agotamiento desde el punto de vista de los ingresos, y además tienen poco margen ya para rebajar sus gastos, en tanto que el 70% de los mismos se circunscribe a la educación, la sanidad y el gasto social. Además, el informe señala que "las medidas de consolidación del gasto previstas para 2015 en este subsector tienen a día de hoy un grado de concreción insuficiente".
Además, desde la AIReF se recuerda que la recuperación cíclica de la economía llegará con cierto retraso a las comunidades, en un contexto en el que además existen riesgos a la baja por el frenazo en la salida de la crisis de la UE, que pueden poner en peligro el presupuesto de ingresos del Estado que, según fuentes cercanas a la AIReF, ya está "muy tasado".
Pese a estas circunstancias, sigue siendo "posible", según las mismas fuentes, el cumplimiento de los objetivos de déficit agregados, pero siempre que los márgenes del resto de las administraciones neutralicen esta desviación en las comunidades autónomas.
En el caso del Estado y los ayuntamientos, la AIReF espera que sigan en la buena senda de cumplimiento, y pone el acento en la rebaja de los costes de la deuda. Para la Seguridad Social, el organismo espera que el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) alcance un superávit superior a los 4.000 millones de euros en 2015 por el descenso del desempleo y por el agotamiento de las prestaciones, y que ello permita compensar otras desviaciones dentro del sistema.
Además, destaca que existen dos cambios normativos llamados a incrementar de forma importante los ingresos del sistema, que son la introducción de los salarios en especie entre los conceptos sujetos a cotización y, sobre todo, la aplicación del nuevo sistema de liquidación directa. Desde la AIReF se considera, en este punto, que es "decisivo" que este sistema se extienda y se aplique con celeridad para lograr este efecto.
Y CAMBIAR LA LEY DE ESTABILIDAD PRESUPUESTARIA.
Más allá de la compensación de partidas y presupuestos, la AIRef despliega una serie de propuestas entre las que destaca la introducción de cambios en la Ley de Estabilidad Presupuestaria ya en 2015, para, según señalan las mismas fuentes, generar un "escenario creíble" de reducción del déficit y deuda públicos.
Y es que, según avanza el informe, es previsible que la deuda pública alcance el 97,6% en 2014 y el 100,3% en 2015, frente a los objetivos del 99,5% y del 101,7% del PIB, respectivamente, si bien dice que "no parece factible que para 2020 se vaya a poder reducir ese nivel de deuda hasta el 60%".