Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acciona logra 'luz verde' de la CNMC para tomar el control de ATLL

Con la compra de la participación del banco brasileño BTG Pactual
Acciona ha recibido autorización de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) para comprar la participación del banco brasileño BTG Pactual en Aigües Ter-Llobregat (ATLL) y tomar así el control de la firma que gestiona el servicio de abastecimiento de agua a 4,5 millones de habitantes de Cataluña.
El 'superregulador' ha autorizado la operación en primera fase, sin estimar necesario realizar un análisis más profundo de la operación, según consta en los registros del organismo.
De esta forma, el grupo que preside José Manuel Entrecanales supera la condición a la que quedó supeditado el acuerdo de compraventa alcanzado con la entidad brasileña.
BTG Pactual optó recientemente por vender su participación en ATLL en el marco del plan de desinversiones que actualmente lleva a cabo para afrontar problemas de liquidez.
En virtud de la operación, Acciona elevará hasta casi el 80% la participación del 39% que hasta ahora tenía en ATLL. El resto del capital de esta firma está en manos de inversores particulares.
El grupo de construcción, servicios y energías renovables pasa así a controlar el consorcio que en diciembre de 2012 se adjudicó el contrato de gestión de la ATLL para un periodo de cincuenta años.
El contrato está actualmente pendiente de los recursos de casación que tanto la Generalitat de Cataluña como Acciona elevaron ante el Tribunal Supremo compra la sentencia que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) emitió el pasado verano anulando el concurso público por el que se adjudicó esta concesión.
Acciona ha cuantificado en 295,9 millones de euros el importe mínimo que podría recibir por parte de la Generalitat de Cataluña en caso de que finalmente se anule el contrato de adjudicación de Aigües Ter-Llobregat, según indicó el grupo en una información remitida recientemente a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
La compañía realizó esta cuantificación a partir de lo establecido en el pliego y en el contrato de concesión. Por ello, según indicó, el monto no tendría en cuenta la correspondiente eventual reclamación por gastos adicionales derivados de una terminación anticipada del contrato y por los posibles daños y perjuicios que derivaran de la anulación del contrato.