Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Adecco ayuda a más de 92.000 jóvenes a formarse en competencias que se demandarán en el futuro

La compañía de recursos humanos Adecco ha ayudado este jueves a más de 92.000 jóvenes en todo el mundo a formarse en las competencias que serán más demandadas en el futuro.
Este es el balance de la V edición de la Redgeneración Adecco, una iniciativa por la que el grupo ha sacado a la calle de forma simultánea a sus más de 32.000 empleados (de ellos 1.600 en España), para asesorar y orientar a los jóvenes en su entrada al mundo laboral, y ayudarles a desarrollar las competencias y habilidades más requeridas por las empresas.
Adecco ha señalado que en la actualidad se calcula que hay más de 73 millones de jóvenes desempleados en todo el mundo y, solo en España, el 47,5% de los jóvenes no encuentra empleo, lo que evidencia la "difícil situación en la que se encuentra este colectivo tanto a nivel mundial como a nivel nacional".
Frente a esta realidad, Adecco explica que aparece otra muy distinta, ya que, según el Informe OIE sobre jóvenes y mercado laboral, existe un gap entre la formación que reciben los estudiantes y los requisitos que demandan las empresas, lo que dificulta, entre otras cosas, su entrada al mercado laboral.
LAS COMPETENCIAS DEL FUTURO.
Según el Informe Adecco sobre el Futuro del Trabajo en España, el 42,5% de los expertos en recursos humanos cree que la formación cada vez será menos relevante en los procesos de selección. Sin embargo, el 92,5% cree que las habilidades personales adquirirán gran relevancia en los próximos años, y un 72,5% las habilidades transversales.
En este sentido, tres de cada cinco consultores de Adecco han detectado que los jóvenes no reúnen las competencias y habilidades necesarias para desempeñar un trabajo, por lo que la compañía ha hecho hincapié en la importancia de las siete competencias más relevantes de los próximos años.
Estas serán el trabajo en equipo, la aptitud por la que las personas son capaces de llevar proyectos de manera colaborativa; la innovación y la creatividad; el liderazgo; y la marca personal o la gestión de la propia imagen.
El resto de competencias básicas del futuro serán la resiliencia, la capacidad de las personas de sobreponerse a situaciones adversas y adaptarse rápidamente a cambios; la capacidad comunicativa y las habilidades sociales; y la inteligencia emocional.