Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Afectados por las preferentes de Novagalicia endurecerán sus protestas y rechazan una quita en sus ahorros

La plataforma de afectados por las participaciones preferentes de A Coruña ha rechazado una quita en sus ahorros y ha exigido una "solución colectiva" para la devolución del dinero, al tiempo que ha advertido que las movilizaciones tomarán "un cariz más duro".
Es lo que ha dicho su portavoz, Ana Cedeira, en una rueda de prensa celebrada después de reunirse con miembros del BNG coruñés. "No queremos quitas, ni tampoco ir por la vía penal, sino que queremos una solución colectiva y la devolución del 100% del dinero", ha incidido.
Mientras, ha advertido que continuarán las movilizaciones y "algo más", aunque ha rechazado concretar este aspecto. "Hasta ahora fuimos muy tranquilos y sin violencia", ha señalado Cedeira, para lamentar que en ocho meses de protestas "nadie llamó" a sus puertas.
En este sentido, ha criticado que hace tres semanas solicitaron una reunión con el presidente de la Xunta y otros miembros del Gobierno gallego, así como con el presidente de Novagalicia Banco, José María Castellano, sin obtener respuesta.
"Nuestra voz no se tiene para nada en cuenta", ha criticado la portavoz del colectivo, que busca que sus reivindicaciones se trasladen al Parlamento Europeo. "Nuestra voz tiene que atravesar los Pirineos y llegar a Europa", ha enfatizado.
DEVOLVER EL DINERO
Por su parte, la concejala del BNG, María Xosé Bravo, ha abogado por una solución para los 100.000 afectados por las preferentes en Galicia, que pasa por la devolución del dinero invertido.
El BNG ha criticado que no se aprovechen los recursos públicos destinados a sanear la banca privada para devolver el dinero a los "pequeños ahorradores" afectados por este producto financiero.