Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Air Comet llega a un acuerdo con sus trabajadores para aplicar un ERE

Los representantes legales de Air Comet y los trabajadores llegaron hoy a un acuerdo para aplicar el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) a los casi 700 empleados de la aerolínea, informó el sindicato Unión Sindical Obrera (USO). el acuerdo recoge la reconversión del expediente de extinción de contratos en un expediente mixto (suspensión y de extensión), en el que las suspensiones de contratos serán de hasta un máximo de cuatro meses y habrá un máximo de 250 extinciones.
La empresa se compromete a presentar la solicitud de concurso antes del próximo 11 de marzo de 2010 y asume que todo el resultado económico que en este periodo de cuatro meses se pueda obtener de la venta de bienes de empresa se destinará a abonar los salarios de los trabajadores.
Según el documento, también se crea una comisión de seguimiento que supervisará todas las cuestiones relacionadas con el ERE y el proceso concursal que estará compuesta por representantes de la empresa y dos de cada sindicato.
Esta comisión llevará este acuerdo en mano al registro de la Dirección de Trabajo de la Comunidad de Madrid el próximo lunes, 18 de enero.
También realizará gestiones ante el INEM y el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) a fin de agilizar al máximo posible la percepción de las prestaciones correspondientes por los trabajadores.
La reunión, que duró más de cuatro horas, fue el segundo encuentro mantenido entre las partes desde que Air Comet anunció el cierre el pasado 22 de diciembre, que dejó a los trabajadores en un "limbo" legal que les impedía cobrar la prestación por desempleo y trabajar en otra empresa hasta la resolución del concurso de acreedores.
Tras el acuerdo se desconvoca la concentración prevista para este viernes a las puertas de La Moncloa.