Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Almunia ve "señales positivas" en la economía de la UE pero augura una difícil recuperación

El vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Competencia, Joaquín Almunia, ve "señales positivas" en la economía del conjunto de la UE, con países que ya no hablan de crisis y otros que aunque todavía están en recesión ven síntomas de mejora --como la periferia, en la que se incluye España--, aunque ha alertado de que no se deben lanzar las campanas al vuelo.
En una conferencia este lunes en el Cidob sobre 'La apuesta por Europa', ha señalado: "Va a ser una recuperación lenta, frágil, raquítica y en entorno de riesgos".
Hay que hacer muchas más cosas de las muchas que se han hecho hasta ahora, ha asegurado, así como decidir cuánto cuesta lo que queda por hacer y cómo se reparten las cartas entre los países para pagarlo.
El comisario ha visto menos señales positivas en la crisis social y política, y ha lamentado que en los países de la periferia de la UE se ha dejado crecer el sentimiento contra las "imposiciones" de Bruselas, que ha rechazado, reprochando que no se explica el margen de maniobra que tienen los países para hacer lo que les conviene, y todo lo desagradable se atribuye a Bruselas.
Ante las elecciones europeas previstas para mayo, ha abogado por contar con una coalición europeísta para hacer frente a los extremismos antieuropeístas de izquierdas y derechas que aprovechan la crisis para ganar votantes.
Respecto a las actuaciones actuales de la UE, ha destacado una iniciativa tomada en su ámbito de Competencia: el envío de cartas a tres países --Irlanda, Países Bajos y Luxemburgo--, que "deberán dar muchas explicaciones para convencernos de que no están otorgando ayudas de Estado en forma de beneficios fiscales selectivos a algunas multinacionales".