Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Am) Hacienda eleva hasta 250.000 euros la renta de los agricultores que pueden acogerse a estimación objetiva

Hacienda ha elevado hasta los 250.000 euros la renta de los agricultores que pueden acogerse a estimación objetiva, según las enmiendas que ha presentado el PP al proyecto de ley de reforma fiscal.
En concreto, se eleva de 200.000 euros a 250.000 euros el volumen de rendimientos íntegros obtenidos en el ejercicio del conjunto de actividades agrícolas, ganaderas y forestales, a efectos de poder aplicar el régimen de estimación objetiva en la determinación del rendimiento neto de las medidas.
De esta forma, la enmienda presentada por el PP pretende que un mayor número de agricultores y ganaderos puedan acogerse a este régimen de tributación más sencillo.
EXENCIÓN DEL 50% DE RENDIMIENTOS DE TRABAJO
Por otro lado, Hacienda incentivará fiscalmente a los tripulantes de los buques de pesca con la exención del 50% de los rendimientos del trabajo personal, que se hayan devengado con ocasión de la navegación realizada.
En concreto, se podrán acoger a este incentivo fiscal los tripulantes que, enarbolando pabellón español estén inscritos en el registro de la flota pesquera comunitaria y la empresa propietaria en el Registro Especial de Empresas de Buques de Pesca Españoles y pesquen "exclusivamente" túnidos o especies afines fuera de las aguas de la comunidad y a no menos de 200 millas náuticas de las líneas de base de los Estados miembros.
Por otro lado, la baja del buque en el registro de la flota pesquera comunitaria determinará la obligación de devolver este incentivo fiscal por la empresa propietaria del buque.
La aplicación efectiva del incentivo fiscal propuesta por la enmienda del grupo popular queda condicionada, no obstante, a su compatibilidad con el ordenamiento comunitario.