Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Am.) El Tesoro coloca 9.000 millones en un bono sindicado a 10 años, con una demanda de casi 30.000 millones

El Tesoro Público ha colocado 9.000 millones de euros en la primera subasta del año, en la que ha ofrecido a los inversores una nueva referencia a 10 años con vencimiento a 30 de abril de 2026 y cupón del 1,95%.
Según ha indicado el Ministerio de Economía y Competitividad en una nota de prensa, la demanda de esta nueva referencia ha rozado los 30.000 millones y la rentabilidad se ha situado en el 1,986%, equivalente a 105 puntos básicos por encima del tipo mid-swap (tipo de referencia del mercado interbancario de permutas de tipos de interés).
La rentabilidad obtenida en la emisión sindicada, tal y como ha explicado Economía, se ha situado 22 puntos básicos por debajo de la correspondiente a la última obligación del Estado a 10 años, emitida en junio de 2015.
En concreto, la demanda final del bono, proveniente de 373 cuentas inversoras, ha alcanzado los 29.707 millones. Se trata además de una demanda muy diversificada por tipo de inversor y por zonas geográficas, lo que ha permitido al Tesoro asignar la emisión entre inversores de alta calidad.
La participación de inversores no residentes ha alcanzado el 65,4% de la sindicación. De este porcentaje destaca la participación de Reino Unido con un 23,3%, Estados Unidos y Canadá con un 11,8%, Francia e Italia con un 9,4%, Escandinavia con un 7,3%, Alemania, Austria y Suiza con un 7,1%, otros inversores europeos con un 5,6% y un 0,9% el resto de países.
Por tipo de inversor, la mayor participación ha correspondido a las entidades bancarias, con el 38,2% del total, seguidas de las gestoras de fondos (37,6%) y las aseguradoras y los fondos de pensiones (11,3%). Los bancos centrales e instituciones oficiales se han quedado con el 6,6% y los fondos apalancados han participado con el 5,5%. El resto de inversores aglutina el 0,8% restante.
Barclays Bank, BBVA, CaixaBank, Citi, BNP Paribas y Morgan Stanley han actuado como directores de la emisión, mientras que el resto del grupo de Creadores de Mercado de Bonos y Obligaciones del Estado han actuado como colíderes.
Según el Ministerio, con esta sindicación de 9.000 millones se inaugura el programa de emisiones de 2016. La cantidad colocada este martes supone el 7,2% de la previsión de emisión de valores a medio y largo plazo para todo el año anunciada por el Tesoro Público el pasado 23 de diciembre de 2015 (125.301 millones).