Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp.) Las necesidades de capital de Santander y BBVA suponen el 84,3% de las requeridas a la banca española

Las necesidades adicionales de capital identificadas por la Autoridad Bancaria Europea (EBA) para Santander y BBVA alcanzan los 22.058 millones de euros, lo que supone el 84,3% del total de los 26.161 millones requeridos a los cinco grandes bancos españoles, que prevén cubrir este desfase por sus propios medios y sin recurrir a recursos públicos.
En concreto, el banco cántabro precisaría un total de 14.971 millones de euros, el 57,2% del total, cifra que se reduciría a 6.474 millones tras computar los bonos convertibles por importe de 8.497 millones. De esta cantidad, 2.607 millones corresponden a riesgo soberano. A 30 de septiembre, las necesidades adicionales de capital de la entidad son de 5.224 millones.
De su lado, el banco presidido por Francisco González requiere 7.087 millones, el 27% de la cifra global. Por detras se sitúa Banco Popular, con 2.362 millones, lo que representa el 9,02% del total; seguido de Banco Financiero y de Ahorros (BFA), matriz de Bankia, con un déficit de 1.140 millones, el 4,3%; mientras que las necesidades de La Caixa ascienden a 602 millones, el 2,3% del total.
En el caso del Santander, la entidad tiene el objetivo de alcanzar en junio de 2012 el 10% de 'core capital', un punto más del requerido por las autoridades europeas, sin necesidad de llevar a cabo ninguna ampliación y manteniendo su política de retribución al accionista, que supone la distribución de 0,60 euros por acción en 2011. A cierre del tercer trimestre de 2011, el 'core capital' del Santander era del 9,42% con la normativa vigente.
En cuanto a BBVA, que tiene identificadas unas necesidades de capital de 7.087 millones de euros por la EBA, la entidad presidida por Francisco González estima que esa cifra se reduciría a 5.400 millones si el supervisor hubiera tenido en cuenta la generación de capital en el tercer trimestre y una vez entren en vigor en diciembre los nuevos criterios de Basilea.
De esa cifra total, 1.912 millones corresponderían a riesgo soberano. El banco considera que está en situación de cumplir con estos nuevos requisitos a través de generación orgánica de capital, la gestión de sus riesgos de balance, la gestión activa de su catera de negocios y, en su caso, otras alternativas de generación de 'core capital'. Además, y al igual que el Santander, ha descartado recortar el dividendo.
Respecto a La Caixa, de los 602 millones de necesidades de capital fijada como cifra provisional según la metodología de la EBA, 524 millones corresponden a la cartera de deuda soberana del grupo, valorada en 10.695 millones a 30 de septiembre y materializada en títulos de renta fija española con baja duración. El grupo que preside Isidro Fainé estima que cumplirá con estos requisitos de capital adicional "holgadamente" dentro del plazo establecido mediante su capacidad de generación orgánica de capital.
Además, dispone de otros elementos no incluidos en el cálculo del ratio core tier 1 de 8,9% que refuerzan su solvencia, como las provisiones genéricas no dispuestas (1.835 millones) y las obligaciones necesariamente convertibles en acciones.
En lo referente a Banco Popular, de los 2.362 millones identificados como necesidad de capital, 597 millones corresponden al ajuste de deuda soberana. Para afrontar estos nuevos requisitos, dispone de 1.191 millones en obligaciones convertibles en acciones, 508 millones de generación orgánica de capital a través de la extensión del programa 'dividendo Popular', y mejoras por reducción de activos ponderados por riesgo.
De su lado, BFA, con unas necesidades adicionales de capital de 1.140 millones de euros, entiende que podrá cubrirlas "a través de la adecuada evolución de su balance, resultados y gestión del capital sin necesidad de incorporar fondos públicos a su accionariado".
6.200 MILLONES EN RIESGO SOBERANO
La cifra de 26.161 millones calculada por la EBA para los cinco grandes bancos españoles, incluye 6.200 millones de euros por la depreciación de la cartera de deuda soberana de la banca (menos de un 3% en el caso de los bonos españoles, según Moncloa) valorada a precios de mercado a fecha del 30 de septiembre de 2011.
El Gobierno español ha reducido estas necesidades hasta los 17.000 millones de euros una vez que se admitan como capital de calidad los bonos convertibles. Las entidades españolas "cuentan con unas obligaciones obligatoriamente convertibles por un importe de alrededor de 9.000 millones, que podrán utilizar para cumplir con sus nuevas obligaciones", ha dicho Moncloa en un comunicado.
Las necesidades de la banca española suponen alrededor de la cuarta parte del total de 106.400 millones que costará la recapitalización de las entidades sistémicas europeas. España es el segundo país con mayores necesidades de recapitalización, sólo por detrás de Grecia (30.000 millones).