Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) ACS eleva un 6% su beneficio impulsado por Hochtief

El grupo logra el 82% de los ingresos del exterior, fundamentalmente de Norteamérica y Asia
ACS obtuvo un beneficio neto de 220 millones de euros en el primer trimestre el año, lo que supone un incremento del 6% respecto al ejercicio anterior, impulsado por la "excelente evolución operativa" de su filial alemana Hochtief, informó el grupo.
El resultado de la compañía que preside Florentino Pérez también incluye 95 millones de euros obtenidos con la venta a futuro de las acciones que aún tiene de Iberdrola y el recorte de gastos financieros derivado de la disminución de deuda acometida en 2015.
ACS registró no obstante un descenso en sus ingresos y su beneficio bruto de explotación (Ebitda) afectada por la menor actividad de la australiana Cimic, dada la culminación de grandes proyectos y el retraso en el inicio de los recién adjudicados, una disminución que el grupo espera "compensar en los próximos trimestres".
En concreto, la cifra de negocio del grupo de construcción y servicios disminuyó un 7,6% entre los pasados meses de enero y marzo, hasta los 7.922 millones de euros.
El Ebitda se contrajo un 9,5% y se situó en 597 millones, afectado también por el traspaso el pasado año de los activos de energías renovables a Saeta. En caso de descontar este efecto, la disminución de esta partida se limitaría al 5,2%.
ACS logró el 82% de sus ingresos del exterior. Estados Unidos y Canadá se mantienen como primer mercado de ACS, al generar el 43% de sus ingresos, por delante de la zona de Asia Pacífico, con otro 23%. El negocio en España supuso un 18% del total tras registrar una caída del 16,4%.
En el capítulo financiero, ACS elevó un 46% (en 1.200 millones de euros) su endeudamiento respecto al cierre de 2015, de forma que a cierre de marzo volvió a superar la cota de los 3.000 millones y se situó en 3.840 millones.
El repunte se registra tras la importante reducción de deuda lograda durante 2015. El grupo lo achaca a la "estacionalidad propia en la variación del capital circulante", a las inversiones, al pago de dividendo y a la compra de acciones propias por parte de Hochtief.
NUEVA CAÍDA EN CONSTRUCCIÓN.
Por áreas de negocio, la tradicional actividad constructora se mantiene como primera fuente de ingresos, al generar 5.362 millones de euros, en su mayoría procedentes de la constructora alemana. Este dato constituye un descenso del 10,5% por el mencionado retraso en varios proyectos de la filial australiana y la caída del 8,3% del negocio en España.
A cierre de marzo, ACS presentaba una cartera de obras pendiente de acometer por valor de 49.182 millones de euros, copada al 93% por proyectos internacionales.
La rama industrial aportó ingresos por 1.787 millones, un 1,3% menos, si bien arroja un aumento del 1,7% en caso de descontar el efecto de la desconsolidación del negocio de renovables que se aportó a Saeta. Esta división logra el 72% de su facturación del exterior, mientras que su actividad en España se desplomó un 36%.
Por su parte, el área de servicios medioambientales es la única que creció, un 1,6%, hasta generar 783 millones, por la buena progresión de todos sus negocios.