Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Deoleo apuesta por crecer en Estados Unidos e invertir en 6 ó 7 países para consolidar su liderazgo

"Queremos ser el Danone en el mundo del aceite"
Deoleo apuesta por crecer en Estados Unidos y en realizar una fuerte inversión en 6 ó 7 mercados internacionales para liderar la consolidación de la industria del aceite de oliva a escala mundial en los próximos años.
"El potencial de crecimiento está fuera de España, y Estados Unidos es una de las grandes apuestas para los próximos años, aunque invertiremos en 6 ó 7 países más para impulsar nuestro crecimiento", ha indicado el consejero delegado de Deoleo, Manuel Arroyo, en un encuentro con los medios.
La facturación del fabricante de marcas de aceite como Carbonell, Koipesol, Bertolli y Carapelli al término del ejercicio 2015 se situaba en los 180 millones de euros en Estados Unidos, México y Canadá.
Arroyo ha explicado que la "fuerte apuesta" por Estados Unidos no llegará con adquisiciones, ya que ha subrayado que en ese mercado "hay potencial" en un segmento en el que aún no están presentes, al tiempo que ha señalado que China es "un mercado interesante".
Sin embargo, la firma no abandona el España. "No se ha perdido la esperanza en el mercado español y hay formas de pelear en él, pero hay que asumir que Mercadona es el líder del sector", ha recalcado.
El consejero delegado ha indicado que Deoleo está ultimando el nuevo plan estratégico, que se presentará próximamente, y que está enfocado a corto plazo en aprovechar grandes oportunidades para generar valor.
En concreto, el plan de creación de valor de la firma se fundamenta en tres pilares: la apuesta por la calidad, en un enfoque radical en vender bien más que en comprar bien, y en un ahorro en costes y eficiencias operativas, donde habrá "un ejercicio de racionalización de marcas y referencias", ya que la compañía cuenta con unas 14 marcas en los lineales, pero con miles de referencias en el mercado.
Arroyo, que se ha mostrado "optimista" de cara al futuro, ha subrayado que es un "sueño" estar al frente de la empresa, porque no hay otro segmento de gran consumo con "tanto potencial" como el del aceite de oliva, ya que el sector de aceites comestibles factura más de 50.000 millones de euros, con un crecimiento de la facturación compuesto del 6% y del 4% en litros a nivel mundial.
"El sector del aceite de oliva tiene un potencial espectacular, sobre todo siendo el líder. Queremos ser el Danone en el mundo del aceite", ha incidido.
CVC APORTA ESTABILIDAD
El directivo ha subrayado que la presencia del fondo CVC ha dado más "estabilidad" a la compañía y ha recalcado que aún "no hay una decisión" tomada sobre la ampliación de capital de hasta 100 millones de euros, que se decidirá en el plan estratégico y que irá destinada a la expansión internacional.
Arroyo ha destacado que uno de los objetivos está en reducir el endeudamiento, vender más, mientras que cuestionado sobre posibles desinversiones, ha asegurado que se estudia la posibilidad de ventas de fábricas, aunque no hay ninguna decisión adoptada.
En el plan estratégico que están ultimando también figura Carbonell, que tiene una importante presencia en Estados Unidos y en varios países de Latinoamérica. "Carbonell en España es la principal apuesta junto a Koipesol", ha recalcado.
AÑO DRAMÁTICO
"Venimos de un año dramático de los resultados, porque la situación en el sector es muy difícil. Este ha sido el año más difícil de la última década por los precios de la materia prima", ha recalcado, después de que Deoleo cerrara 2015 con unas pérdidas de 61,3 millones de euros, un 17% menos que el ejercicio anterior.
El consejero delegado ha explicado que la subida de los precios de la materia prima han impulsado las pérdidas de 10 millones de la firma en España. "La situación del sector en el mercado nacional es muy difícil. En España tenemos una labor importante de resideñar nuestro trabajo. El potencial de crecimiento está fuera de España", ha recalcado.
Por otro lado, el consejero delegado de Deoleo ha reiterado que el objetivo de la compañía es "no ser el que mejor compra, pero sí con calidad", por lo que manejan una "estrategia de compras" con distintas fórmulas de acuerdos y saldrán "agresivamente" a diversificar sus compras fuera de España para evitar la volatilidad de los precios. El Ebitda de la firma cayó un 56,3%, hasta los 35,6 millones, debido al alza de los precios.
Deoleo, que actualmente compra el 70% del aceite a productores españoles, abre también la puerta a un acuerdo a largo plazo con Dcoop, el mayor productor oleícola mundial y a los que hacen compras regularmente. "Sería fantástico y me gustaría entendernos con ellos", ha señalado Arroyo, sobre la cooperativa española, que formó parte del consejo de administración hace unos años.