Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Telefónica gana 1.600 millones el primer semestre, un 28,9% más

Telefónica obtuvo en el primer semestre de 2017 un beneficio neto atribuible de 1.600 millones de euros, lo que supone un 28,9% más que los 1.241 millones de euros que ganó en el mismo periodo del año anterior, según ha informado la compañía, que ha elevado su previsión de ingresos para el conjunto del ejercicio.
Los ingresos de la multinacional española en los seis primeros meses del año se situaron en los 26.091 millones de euros, lo que representa un 3,4% más en términos reportados y un 2,3% más en términos orgánicos en comparación con el primer semestre del ejercicio anterior.
Por divisiones, los ingresos descendieron un 2,3% en España y en 4,1% en Alemania, mientras que en Reino Unido bajaron un 7,4% en términos reportados, pero subieron un 2,3% en orgánicos. En el caso de Brasil, los ingresos aumentaron un 21,8% reportado y un 1,7% orgánico, mientras que en Hispanoamérica la subida fue del 6,7% en términos reportados y del 12,3% en orgánicos.
Por su parte, el beneficio bruto antes de amortizaciones (Oibda) se situó en los 8.179 millones de euros, un 5,5% más en términos reportados y un 4,3% más en términos orgánicos, mientras que el beneficio operativo (Oi) fue de 3.370 millones de euros, un 9,3% más en términos reportados y un 12,2% más en términos orgánicos.
Asimismo, Telefónica informa de que la deuda neta se situó a cierre del mes de junio en 48.487 millones de euros, lo que representa una reducción interanual de 3.706 millones de euros, 4.981 millones de euros si se incluye la venta de Telxius. En comparación con el cierre del primer trimestre, la reducción de la deuda alcanza los 279 millones de euros, a pesar de la estacionalidad propia del trimestre y del pago del dividendo.
En esta línea, el flujo de caja libre se situó a cierre del semestre en 1.620 millones de euros, el doble que en el mismo periodo de 2016, mientras que el flujo de caja operativo alcanzó los 4.672 millones de euros tras crecer a tasas de doble dígito (+13,9% interanual y +13% orgánico), "reflejo de la buena evolución del negocio y la menor intensidad de capex".
En este sentido, los gastos de capital (capex) ascendieron a 3.507 millones de euros, un 4% menos que hace un año (-5,7% en términos orgánicos) y se destinaron principalmente "a la expansión de redes 4G y fibra y a la simplificación y digitalización de procesos y sistemas".
De esta manera, el grupo remarca que el elevado compromiso inversor del grupo y el avance del despliegue de infraestructuras en las distintas geografías hace que Telefónica tenga a 30 de junio 41,2 millones de unidades inmobiliarias pasadas con fibra y cable y una cobertura LTE del 68%, que en el caso de Europa alcanza el 89%.
Telefónica contaba a fecha de 30 de junio con un total de 346,23 millones de accesos, un 0,4% menos que hace un año y 0,2% menos en el trimestre anterior. La operadora destaca que la calidad de la base de clientes continúa mejorando, como refleja el aumento del ingreso medio por cliente (3,1% interanual orgánico) y en la reducción del churn (-0,2 puntos porcentuales en comparación con el primer trimestre).
MEJORA DE PREVISIONES
El presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha explicado que durante el segundo trimestre del ejercicio la compañía ha acelerado el crecimiento orgánico, ejecutando su estrategia basada en "una calidad estructural", que se refleja en la fuerte posición competitiva en sus principales mercados.
"La fortaleza y mejores tendencias del negocio en la primera mitad del año y el buen posicionamiento para seguir capturando crecimiento sostenible en los próximos trimestres nos permiten revisar al alza nuestros objetivos para el ejercicio 2017", anuncia Álvarez-Pallete.
En concreto, Telefónica, que reitera el dividendo anunciado para 2017, espera que los ingresos crezcan más de un 1,5% en el conjunto del año, frente a su anterior previsión que estimaba que se mantendrían estables, a pesar de un impacto negativo de la regulación de aproximadamente 1,2 puntos porcentuales.
Por su parte, el objetivo de incrementar el margen de Oibda en un punto porcentual y de registrar un ratio de gasto de capital (capex) respecto a las ventas, excluyendo espectro, de en entorno al 16% se reiteran.
SEGUNDO TRIMESTRE.
En el segundo trimestre del ejercicio, Telefónica obtuvo un beneficio neto de 821 millones de euros, lo que supone un 18,4% más que los 693 millones de euros de hace un año, mientras que los ingresos aumentaron un 1,9% en términos reportados y un 3,1% en orgánicos, hasta alcanzar los 12.960 millones de euros.
Por regiones, los ingresos descendieron un 2% en España (-1,9% en términos orgánicos) y un 3,4% en Alemania, mientras que en Reino Unido cayeron un 6,2% en términos reportados, pero aumentaron un 2,6% en orgánicos. En el caso de Brasil, los ingresos aumentaron un 14,1% reportado (+1,7% orgánico), mientras que en Hispanoamérica la subida fue del 5,9% en términos reportados (15,5% en orgánicos).
El Oibda de Telefónica en el periodo comprendido entre abril y junio alcanzó los 4.158 millones de euros, un 6,1% más en términos reportados y un 7,2% más en orgánicos. El beneficio operativo aumentó un 14,9% (+19% orgánico), hasta alcanzar los 1.800 millones de euros.