Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) UGT reducirá a un 15% los avales necesarios para liderar el sindicato y avanzará hacia primarias

UGT reducirá tras el 42º Congreso Confederal de un 25% a un 15% el número de avales de los delegados con derecho a voto necesarios para presentar candidatura y poder optar a la Secretaría General, y avanzará en la posibilidad de la celebración de elecciones primarias en el futuro.
Así lo ha señalado este viernes el secretario general de UGT-Canarias, Gustavo Santana, en una rueda de prensa en la que ha anunciado que finalmente no presentará su candidatura para suceder a Méndez al frente del sindicato.
Santana ha explicado que durante las comisiones de trabajo celebradas en el marco del 42º Congreso Confederal, se ha aprobado en la Comisión de Estatutos una rebaja del tope de avales necesarios para presentar una candidatura a la Secretaría General, pasando de un 25% actual a un 15%.
De esta forma, está previsto que ese número tope del 15% sea efectivo una vez que se hayan constituido las nuevas federaciones, ya que se va a reducir la estructura sectorial del sindicato, pasando de las seis federaciones actuales a tres.
En esta línea, destaca la presencia de los tres secretarios generales de federaciones en la Comisión Ejecutiva Confederal, con voz, pero sin voto.
MAYOR DEMOCRATIZACIÓN Y AVANCE HACIA LAS PRIMARIAS.
Además, se ha dado el visto bueno a una iniciativa para profundizar en una "mayor democratización" interna de UGT, para avanzar en la posibilidad de que los secretarios generales en el futuro puedan ser elegidos de forma directa por los afiliados, "unas primarias para elegir a los líderes sindicales de esta organización", ha explicado Santana.
En este sentido, ha celebrado que no sea una "barrera irrompible" y que "cualquier afiliado" tenga la legitimidad de presentar un proyecto sindical a los procesos congresuales.
De igual forma, Santana ha detallado que en el marco del Congreso Confederal también se ha conseguido reducir el tiempo de espera para responder con diligencia cuando se den supuestos "casos deshonestos" en el uso de recursos públicos.
En concreto, aunque no se va a reducir "a las 48 horas que hubiéramos querido", se va a fijar en ocho días el periodo para obtener una respuesta por parte de las comisiones ejecutivas pertinentes que tengan responsabilidad en decisiones disciplinarias.
El secretario general de UGT-Canarias ha celebrado que los afiliados vayan a adquirir el derecho de solicitar su suspensión de militancia "si se sienten víctima de un proceso judicial, y vean dañar su imagen propia y del propio sindicato".
SECTORIALIZACIÓN, CON SOLO TRES FEDERACIONES.
En un comunicado, la Federación de Metal, Construcción y Afines (MCA-UGT) ha señalado que las enmiendas presentadas en la Comisión de Trabajo de Normativa Interna son "el reflejo del nuevo modelo de sindicato que persigue el 42º congreso Confederal con la constitución de tres federaciones y marcan el camino de la sectorialización".
Las enmiendas, ha explicado, van en la línea de conseguir "una estructura más eficaz que gestione los recursos de forma "más eficiente, y acerque los servicios del sindicato al afiliado".
Además, persiguen una mayor participación de jóvenes y mujeres en la organización, al tiempo que hacen hincapié en la "potenciación de los servicios del sindicato para responder a las necesidades de los trabajadores, y se hace un esfuerzo por simplificar las normas para hacerlas más comprensibles y evitar contradicciones".
Con relación a la Comisión de Trabajo sobre estatutos confederales, reglamento de congresos y normas de garantías, las enmiendas aprobadas suponen el mayor cambio en las estructuras de la organización desde los acometidos en 1929.
Estos cambios dan carta de naturaleza al proceso de reagrupamiento sectorial y de constitución y sectorialización de tres nuevas federaciones puesto en marcha en el 41º Congreso Confederal, y cuyo objetivo es "modernizar las estructuras para adaptarlas a los cambios que se están produciendo en la sociedad y acercar el sindicato a los trabajadores, a los cuadros y a los afiliados".
"Estos cambios requieren de una estructura más reducida al objeto de liberar recursos para destinarlos a la acción sindical en las empresas y compartir los debates y la toma de decisiones con los afiliados y delegados. En este sentido se abre aún más la participación de los cuadros creando mecanismos para garantizar su intervención", ha detallado MCA-UGT.
Las enmiendas presentadas en las dos comisiones de Trabajo del programa de acción abundan, entre otros aspectos, en la idea de que "el diálogo social no debe estar a expensas del gobierno de turno, y se debe dotar de unos instrumentos normativos que aseguren su efectividad y tengan reglas de obligado cumplimiento".
Al mismo tiempo, se plantea seguir promoviendo el impulso y mejora de los procesos de administración y gestión de los convenios, pactos y acuerdos colectivos a través del fortalecimiento y potenciación de las comisiones paritarias y sus funciones.
En relación a la política industrial, las enmiendas van dirigidas a propiciar un estado activo que promocione eficazmente los sectores industriales, así como su mantenimiento y el reforzamiento de los observatorios sectoriales a nivel estatal como instrumentos de interlocución para anticiparse a los cambios en los sectores y las empresas.
PROPONEN UN SMI DEL 60% DEL SALARIO MEDIO.
Por otro lado, las enmiendas aprobadas buscan también respuesta los colectivos más afectados por la crisis y que han visto agotadas sus prestaciones o no reciben ningún tipo de ayuda, como los mayores de 55 años, a los parados de larga duración y a los jóvenes. Además, las enmiendas proponen un salario mínimo del 60% del salario medio, en línea con las directrices europeas.
Se insta también a la derogación de las reformas laborales y a reponer los derechos perdidos por los trabajadores y se reclama la eliminación de todas aquellas leyes que atentan contra los derechos fundamentales, como la Ley Wert, Ley Mordaza o el artículo 315.3 del Código Penal.
Además, las enmiendas intentan poner coto a la rebaja en las condiciones laborales y los salarios de los trabajadores de las empresas multiservicios, y buscan dotar de mayor transparencia a la organización a través de acciones auditados por un mecanismo independiente.