Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) La tasa de ahorro de los hogares cae hasta el 9,4% en 2015, la más baja desde 2012

La tasa de ahorro de los hogares e instituciones sin fines de lucro se situó en el 9,4% de su renta disponible en 2015, dos décimas menos que en 2014 y la más baja desde el año 2012 (8,8%), según ha informado este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE).
El organismo ha explicado que, a pesar de que los hogares aumentaron su renta disponible un 2,3% en 2015, su tasa de ahorro se vio reducida por el crecimiento de su gasto en consumo final en un 2,5%.
El ahorro generado por los hogares e instituciones sin fines de lucro alcanzó en 2015 los 64.428 millones de euros, que unido a los 1.352 millones de euros correspondientes al saldo de transferencias de capital percibidas, permitió financiar su flujo de inversión, estimado en 29.075 millones de euros, un 0,6% menos que el del año 2014.
De esta manera, el sector presentó una capacidad de financiación de 36.705 millones de euros en 2015.
En el cuarto trimestre del año pasado, la tasa de ahorro de los hogares españoles e instituciones sin fines de lucro alcanzó el 14,8% de su renta disponible, lo que supone tres décimas más que en el cuarto trimestre de 2014 y la tasa más alta en este periodo desde 2011.
MENOR NECESIDAD DE FINANCIACIÓN DE LAS AA.PP.
Por su parte, las administraciones públicas registraron el año pasado una necesidad de financiación de 56.608 millones de euros, cifra un 7,7% inferior a la de 2014. Sin incluir las ayudas a instituciones financieras, la necesidad de financiación del sector público se reduce en 547 millones de euros.
El descenso de la necesidad de financiación de las administraciones públicas en 2015 se produjo por el aumento de su renta disponible en un 8,4% y la reducción en un 77,4% del saldo neto de transferencias de capital pagadas, y todo ello pese al incremento en un 3,1% de su gasto en consumo y de sus mayores inversiones, que crecieron un 20% respecto a 2014.
Por lo que respecta a las sociedades no financieras, su renta disponible avanzó en 2015 un 11,9% como consecuencia del repunte en un 10,9% del saldo de rentas primarias del sector. Este incremento se debe a que el excedente de explotación bruto de las sociedades no financieras creció un 4,4% respecto a 2014 y al descenso en un 20,1% del saldo neto de rentas de la propiedad pagadas.
Al mismo tiempo, los importes pagados por las sociedades no financieras en Impuesto de Sociedades y en concepto de cotizaciones sociales aumentaron un 13,9% y un 19,8%, respectivamente, mientras que el saldo neto de otras transferencias corrientes abonadas subió un 3,8%, en contraste con la cuantía de prestaciones sociales pagadas, que se contrajo un 4,7%.
Este resultado, junto con el saldo neto de transferencias de capital recibidas, fue suficiente para financiar el volumen de inversión neta del sector, que fue un 7,7% superior al de 2014, y obtener una capacidad de financiación de 25.610 millones de euros, frente a los 15.587 millones de euros de 2014.
Finalmente, las instituciones financieras presentaron una capacidad de financiación de 17.346 millones de euros, cifra que recoge ayudas a las instituciones financieras por importe de 547 millones de euros. En 2014, la capacidad de financiación de este sector se estimó en 22.198 millones de euros, por lo que en 2015 se vio reducida en un 21,8%.
Este recorte de la capacidad de financiación de las instituciones financieras en 2015 fue consecuencia de su menor renta disponible (-19,3%) y del aumento en un 48,9% de su inversión.