Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampliación) FCC recorta un 91% sus pérdidas del semestre, hasta 52 millones, al culminar su saneamiento

FCC registró una pérdida neta de 52,7 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone recortar en un 91,3% los 'números rojos' de 607,6 millones contabilizados un año antes, según informó la compañía.
El grupo controlado por Esther Koplowitz atribuye el resultado al hecho de que prácticamente ha culminado el proceso de saneamiento que puso en marcha el pasado año.
No obstante, las cuentas semestrales de FCC no recogen los efectos de varias operaciones de ventas de activos no estratégicos acordadas por el grupo, dado que aún están pendientes de su cierre definitivo.
La cifra de negocio de la compañía de construcción y servicios disminuyó un 3,7% entre los pasados meses de enero y junio, hasta los 2.966,2 millones euros.
El beneficio bruto de explotación (Ebitda), de su lado, progresó un 32,2% en el primer semestre, hasta sumar 381,6 millones de euros, impulsado por el plan de ajustes y ahorros que FCC puso en marcha el pasado año y el incremento de la rentabilidad del negocio internacional del grupo.
Además de los contratos internacionales logrados, en la primera mitad del año se produjo un nuevo avance en la progresiva normalización de los periodos de pago de las Administraciones Públicas. Concretamente, en el primer trimestre, el Grupo de Servicios Ciudadanos obtuvo 71 millones de euros correspondientes al pago de la segunda fase del II Fondo de Pago a Proveedores aprobado en julio de 2013.
Este plan, junto con la introducción de nuevas Leyes sobre deuda comercial y factura electrónica en la Administración, persigue reducir a 30 días el periodo medio de pago a proveedores del sector público. Con todo y tras los avances registrados a 30 de junio pasado, FCC mantenía un saldo superior a 400 millones de euros de deuda comercial vencida y no cobrada con diversas administraciones públicas en España.
Por su parte, el margen operativo creció hasta situarse en el 12,9% frente al 9,4% de 2013. Su evolución recoge tanto el impacto de la adecuación de la estructura de producción en España en los negocios del ciclo de construcción, como a un aumento más moderado en el área de Agua, junto con un comportamiento estable en el área de Medio Ambiente.
Otro hito relevante del primer semestre fue el cierre de la totalidad de la refinanciación corporativa del Grupo. De este modo a cierre de junio pasado se ha registrado un incremento en la maduración de la deuda financiera, con tan solo un 21,8%, clasificada a corto plazo.
Este endeudamiento está concentrado en el área de Cemento junto con diversas financiaciones de proyecto, todas ellas sin recurso al grueso de la actividad.
Además, a corto plazo también se encuentra clasificado a cierre de junio pasado un importe de 450 millones de euros del bono convertible emitido por FCC y cuya novación, con un nuevo plazo de vencimiento a 6 años (hasta octubre 2020), ya fue acordada el pasado mes de mayo, por lo que tan pronto se produzca su inscripción registral pasará a reclasificarse como largo plazo.
Pese a ello, la deuda financiera neta a cierre de junio alcanzó los 6.413 millones de euros, un 7,5% más que en diciembre pasado ya que su evolución aún no refleja el impacto de las ventas de activos en curso, así como la eliminación de la expansión estacional habida en el capital circulante en el primer semestre, ambos previstos a lo largo de la segunda mitad del año.