Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ana Botín destaca que los resultados de las pruebas confirman su perfil de bajo riesgo y diversificación

Santander es el banco español que mayor colchón de capital tendría en el escenario más adverso, con 19.442 millones de euros
La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ha señalado que los resultados obtenidos por la entidad en las pruebas de resistencia a la banca realizadas por el BCE confirman el perfil de "bajo riesgo" del Santander, "que se caracteriza por una política conservadora en provisiones, nuestra diversificación geográfica y un modelo de negocio de banca comercial con foco en el cliente".
Según se desprende de los resultados de los test de estrés, el banco que mayor colchón de capital tendría en el escenario más adverso en términos absolutos sería Banco Santander, con 19.442 millones de euros.
Según ha informado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en relación al análisis de la calidad de los activos (AQR), el ejercicio a que se ha sometido a 130 bancos europeos, realizado con referencia a diciembre de 2013, ha afectado a 16 carteras de la entidad en 7 países, lo que representa más del 50% de los activos de riesgo del grupo.
El ajuste en los niveles de provisión del Grupo Santander resultante de esta revisión es "inmaterial", ya que asciende a 200 millones de euros, frente al balance de 1,1 billones de euros del grupo. Este ajuste supone un impacto de 0,04 puntos porcentuales sobre la ratio de capital del Grupo Santander.
La tasa de mora de las carteras revisadas post AQR sube 0,14 puntos porcentuales, "lo que demuestra que las coberturas son adecuadas y que los riesgos están correctamente clasificados".
En lo que respecta al ejercicio de las pruebas de resistencia (stress test), que se ha aplicado a todos los países donde opera el grupo y que abarca un período de tres años (2014-2016) con dos escenarios, base y adverso, a 31 de diciembre de 2016, el grupo Santander vería incrementado su ratio de capital (CET1) en el escenario base en 1,6 puntos porcentuales, hasta el 12%.
En el escenario adverso, el ratio de CET1 desciende en 1,4 puntos porcentuales, hasta el 9%, con lo que se sitúa 3,5 puntos porcentuales por encima del mínimo exigido, lo que supone que en este escenario el Grupo Santander superaría en 19.442 millones de euros el importe de capital requerido.