Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arturo Fernández confía en que el Grupo Cantoblanco se estabilice tras la entrada de nuevos socios

El vicepresidente de la CEOE y máximo responsable de la patronal madrileña CEIM, Arturo Fernández, ha confiado en que el Grupo Cantoblanco siga prosperando y se estabilice tras la entrada de nuevos socios en su accionariado y después de que 2013 haya sido el "peor año" de la historia de la firma.
El primer ejecutivo del grupo ha explicado que los nuevos inversores, la firma Real Investment Holding, con el 51% del capital, apuestan por una gestión "no tan familiar", por lo que, según ha dicho, ha llegado el momento de "quedarse en el 'backstage'".
En declaraciones al programa 'Espejo Público' de Antena 3, el también presidente de la patronal madrileña CEIM ha subrayado que seguirá luchando por su empresa, en la que no ha llevado a cabo ningún Expediente de Regulación de Empleo (ERE) ni ha despedido a nadie y en la que, según ha dicho, seguirá luchando por mantener a la plantilla, pese a las "cornadas tremendas" que asegura haber recibido, entre ellas la pérdida del contrato de Ifema.
En concreto, Arturo Fernández ha vendido el 51% del Grupo Cantoblanco a la firma Real Investment Holding y ha fichado como consejero delegado a Luis Sans, alto ejecutivo del Grupo Intereconomía.
Tras la operación, el también presidente de la patronal madrileña CEIM se mantendrá como primer ejecutivo del grupo, con un 49% del capital y dos consejeros, mientras que su nuevo socio ostentará el cargo de consejero delegado, en la persona de Luis Sans, y contará con otros dos miembros en el consejo de administración.
Se trata de un acuerdo para todo el grupo, que regenta restaurantes y da servicios a holetes, colegios y organismos públicos, con un capital humano que ronda los 3.800 profesionales en más de 180 establecimientos que ofrecen más de 50.000 comidas diarias.